A LA DERIVA FITZGERALD, PENELOPE

Nota media 8 Muy bueno 3 votos 2 críticas

Resumen

Nenna James, una joven canadiense sin medios para alquilar una vivienda en el Londres de principios de los 60, vive con sus dos hijas en una barcaza anclada en el Támesis. Ninguna de las tres «pertenece ni al agua ni a la tierra firme», y comparten su existencia con unos vecinos que se encuentran, como ellas, a la deriva: Willis, un artista que intenta vender su decrépita nave a pesar de su pésimo estado; Richard, que vive a bordo del Lord Jim con su mujer, Laura, aunque ella preferiría mudarse a otro sitio, o Maurice, que ni siquiera protesta cuando su barcaza empieza a llenarse de objetos robados. Todos ellos van a contracorriente, en un espacio en el que podrían primar la sencillez y la libertad de la vida excéntrica, pero que se ve salpicado por los pequeños reveses cotidianos de cualquier existencia humana.

2 críticas de los lectores

8

La autora vivía en una casa fluvial en Battersea, sobre el Támesis. Este hecho inspiró "A la deriva", novela ganadora del Booker Prizeen 1979. Remarcar como hecho curioso que es un autora tardía, ya que empezó a escribir con 58 años Fitzgerald califica su novela de "tragifarsa", y en ella da voz a un grupo de gente derrotada y perdida, considerada casi marginal por vivir en barcos en el Támesis, pero que aceptan su destino con toda tranquilidad. Ambientada en los años 1961 o 1962, aparecen pintorescos personajes que llevan una vida poco convencional. Entre ellos destaca la protagonista, una mujer incomprendida hasta por su marido, consciente de que los demás la consideran una mujer "a la deriva", y se siente, se imagina juzgada. El componente psicológico de los personajes es importantísimo en esta novela, y es lo que resulta más interesante, en concreto, asomarse a los entresijos mentales de todas esas personas y comprender su decisión de vivir en una casa fluvial, y todo lo que comporta, tanto las ventajas como los inconvenientes. Fácil de leer, con una prosa sencilla. Recomendable.

hace 8 meses
8

Estupenda novela de escollos, de flujos y reflujos de marea... de inquietudes emocionales por parte de unos personajes que se han quedado varados por los maltratos que da la vida. Gente perdida, que no se resigna a la derrota, y que buscan como buenamente pueden salir de esa sima fragante o perfumada que trae la bruma del río. Basada en una etapa muy determinada por la que tuvo que pasar la autora, refleja muy bien esa existencia bamboleante de subidas y bajadas. De desazones y de ansiedades humanas. A Impedimenta darle las gracias por esta edición tan bonita y tan cuidada.

hace 1 año