Nota media - Sin votos 0 voto 0 críticas
No hay información que mostrar

Resumen

«Su verdadero nombre era Violet Paget, y aunque de nacionalidad y expresión inglesas, no visitó Londres hasta los veinticinco años. Llevaba trajes sastre, a veces corbata, a veces un sombrero flexible de fieltro, gafas que suavizaban sus encendidos ojos verdigrises. Su labio inferior y su dentadura eran protuberantes, su nariz desagradecida: se dijo que poseía “una fealdad barroca”. Su charla era deslumbrante, su ingenio cáustico y su cantidad de argumentos en las discusiones tan excesiva que a veces acababa por contradecirse. Sus numerosos y originales estudios de estética han quedado algo anticuados y sus novelas nunca fueron muy buenas, pero sus libros sobre “el espíritu de los lugares” y sobre todo sus relatos de fantasmas o sobrenaturales la acercan a la maestría de Isak Dinesen.» De la Presentación de JAVIER MARÍAS.