ANTONIO B. EL RUSO, CIUDADANO DE TERCERA PINILLA, RAMIRO

Nota media 7,92 Muy bueno 13 votos 4 críticas

Resumen

Basada en hechos reales, Antonio B. el Ruso, ciudadano de tercera es la narración en primera persona de la vida de un hombre desde su nacimiento en Las Cabreras (León) a principios de los años treinta hasta los años setenta, acabado el régimen franquista. Antonio B. arrastra una existencia extremadamente dura, en la que tiene que robar para comer, su madre le abandona, sus vecinos le odian y la autoridad le maltrata constantemente. Conoce cárceles, penales y el manicomio, hasta llegar al País Vasco, donde encuentra trabajo y logra enderezar su vida. Con personajes reales e información fidedigna -pues como dice el propio Pinilla, en el relato de su vida Antonio era incapaz de agregar un gramo de fantasía o invención-, la narración es sobrecogedora, impetuosa, profundamente emotiva. Las situaciones superan en crudeza todo lo imaginable, y se convierten en un reflejo agudísimo de la vida durante la posguerra, de las penurias y calamidades, de los odios y revanchas, de la miseria y la lucha por salir adelante y escapar de la represión y de la humillación permanentes. El protagonista, que es también un indómito, dispuesto a no dejarse someter nunca, adquiere proporciones desusadas hasta convertirse en un héroe trágico de absoluto realismo. La obra, aparecida hace ahora más de treinta años, se convirtió en un libro de referencia en plena Transición, y es desde entonces uno de los títulos más buscados y esperados de su autor. Hoy, cuando éste se ha convertido en uno de los nombres imprescindibles de la narrativa en castellano, tras la obtención del Premio Nacional de Narrativa y del Premio de la Crítica por Verdes Valles, colinas rojas, la publicación de Antonio B. el Ruso va a ser de nuevo un acontecimiento, por la modernidad del relato y la impresionante veracidad de lo narrado.

4 críticas de los lectores

9

Libro duro de un hombre al que la vida trató mas que mal. Si, a veces es repetitivo, pero al final te queda la sensación que has sufrido tanto como el. De las mejores novelas, esta vez narrando la vida de Antonio B, de Ramiro Pinilla, y mira que las tiene buenas.

hace 2 meses
8

De los libros basados en historias reales más duros que he leído. Escrito con un estilo sencillo sin ambientaciones ni descripciones refleja perfectamente las penurias de la posguerra, las envidias y el odio sembrado entre vecinos. Me resultó pesado en su parte central: Es repetitivo y ,como Gonzalo , también opino que le sobran muchas páginas pero es un libro que hay que leer para poder aprender del pasado.

hace 3 meses
9

Pese a tener mas de 600 páginas no se hace para nada larga, aun cuando algunos pasajes puedan parecer algo repetitivos. He sufrido y he reido con Antonio Bayo. ¡qué bien escribe Ramiro Pinilla!

hace 3 meses
7

Dice el Ruso: "Mi vida ha sido tan dura y tan cabrona, que quien la lea llorará como nunca ha llorado. Me han tratado como a un perro: he sufrido como nadie". Y cualquier lector le diría: "sí, hombre, sí, durísima, te comprendo, pero, por favor, ya me has dicho más de cincuenta veces lo mismo..." Y es que la novela es eso, una narración de la vida de un niño que ya, desde los seis años, se ve obligado a robar para poder comer algo: su madre no le puede dar más que berzas, cuando puede, y el resto de los días tiene que robar para comer y llevarle algo a su madre. Pero el problema es que la novela resulta demasiado repetitiva, son más de 600 páginas que, en formato Debolsillo, serían unas 1000, con el mismo ciclo de robo (gallina, oveja, jamón.../ cuartel G.C.../ prisión... / vida montaraz...y mujeres por añadidura, y así año tras año, siempre lo mismo con muy ligeras variantes, por lo que llega a hacerse algo cansina; con 200 páginas menos de su época en el pueblo, creo que estaría más amena e interesante. Las últimas páginas ya ofrecen una ligera variante en su vida, cuenta su vida en penales y los motivos y vida de algunos reclusos y una parte de su vida cuando ya parece que habría conseguido ser un ciudadano como todos, dentro de su condición social, y cuando ya llega a ser, y es cuando la narración adquiere más interés. Narración sin florituras literarias ya que es como hablaría Antonio B., el protagonista.

hace 4 años