CANTO A MÍ MISMO. Paráfrasis de León Felipe WHITMAN, WALT

Nota media 9,13 Excelente 8 votos 1 críticas

Resumen

En palabras de León Felipe, extraordinario autor de la versión o paráfrasis poética que publicamos, el Canto a mi mismo no es más que una invitación al heroísmo que se le hace al hombre de la calle. Y no es una invitación a la igualdad ni a la dicha. aquí no hay más que alegría, y no hay otra alegría legítima en el mundo que la del esfuerzo. Y así nos entrega, vibrando en este libro, en castellano, los versos de Walt Whitman, el poeta de América, el hijo de la tierra más que de la sangre, el viejo camarada de Long Island.

1 críticas de los lectores

9

No soy muy dada a leer poesía, aunque últimamente el azar parece empeñado en colocar poemarios entre mis lecturas y los estoy disfrutando. Pero es un género que me cuesta comentar, me parece muy personal y subjetivo, y a veces de difícil interpretación.
Respecto a “Canto a mí mismo” debo decir que me ha sorprendido muy gratamente, pues es un autor al que miraba con cierto respeto y en cambio su lectura ha sido, además de placentera, mucho más sencilla de lo que temía (quizá por el uso del verso libre).
La edición que he leído está traducida y prologada por León Felipe. El prólogo lo componen nueve poemas de León Felipe que por sí solos son una pequeña joya que nos adelanta lo que vendrá. Y dice sobre esta obra: “El ‘Canto a mí mismo’ es el momento más luminoso de Walt y en él están contenidos su doctrina y su mensaje. (...) Pero el ‘Canto a mí mismo’ (‘Song of Myself’) es su gran poema polifónico. / Es una sinfonía donde no falta ningún instrumento, ninguna voz, / ningún paisaje...”
Cito de la contraportada: “‘Canto a mí mismo’ es un canto a la libertad, un canto a la naturaleza y a sus fuerzas vitales”. Palabras con las que coincido plenamente. Walt Whitman me parece un autor apasionado y sensible cuyo “canto” es un homenaje a la naturaleza, a la vida, al hombre de la calle, al ser humano en su totalidad... Su bellísimo poema toca la fibra y habla directamente al corazón del lector, es espiritual y reflexivo a la vez. Su poesía es vitalista, esperanzadora, una avalancha de sentimiento.
Me ha gustado muchísimo, una lectura soberbia para ir degustando a pequeños sorbos. Espero releerlo en un futuro no muy lejano.

hace 7 meses