CARNAKI, EL CAZADOR DE FANTASMAS HODGSON, WILLIAM HOPE (Hodgson, W.H.)

Nota media 7 Muy bueno 4 votos 1 críticas

Resumen

En las navidades de 1887 aparece «Estudio en escarlata», la primera aventura de Sherlock Holmes. Es el pistoletazo de salida para una carrera que aún no ha concluido y en la que decenas de autores han aportado a lo largo de más de cien años sus propios y peculiares detectives, a semejanza del sabueso de Baker Street. Por aquellos años nace también un tipo especial de investigador, el detective de lo oculto o cazador de fantasmas. El pionero fue el Dr. Martin Hesselius, investigador imaginado por el maestro irlandés de la «ghost story» Sheridan Le Fanu. William Hope Hodgson (1877-1918) creó en 1910 su propio investigador de fenómenos sobrenaturales, Thomas Carnacki, del que publicó las primeras aventuras en The Idler Magazine. Carnacki vive en Chelsea, fuma en pipa y tiene la incorregible costumbre de invitar a cenar sin previo aviso a sus cuatro amigos, Jessop, Arkright, Taylor y Dodgson, el narrador. Relajados tras la cena, Carnacki relata a sus atónitos invitados su última aventura contra las fuerzas del más allá. Sus armas: un pentáculo mágico, grimorios o antiguos rituales de libros ocultistas. El presente volumen reúne las nueve historias de Carnacki escritas por Hodgson: La Cosa invisible (una daga hechizada cobra vida y ataca sin que nadie la empuñe), La puerta del monstruo (una visita al reino de donde provienen los espíritus), La casa entre los laureles (un caso de habitación embrujada), La habitación que silbaba (una de las más tenebrosas historias de la carrera del detective) El investigador de la última casa (la casa familiar de Carnacki es poseída por extraños sonidos y un agobiante aroma), El caballo invisible (quizá la mejor y más terrorífica de la colección), El encantamiento del Jarvee (unas extrañas fuerzas sobrenaturales se apoderan de un barco), El hallazgo (sobre el descubrimiento de la segunda copia de un libro único), y El cerdo (la historia más extensa, espeluznante y perturbadora de la serie).

1 críticas de los lectores

8

En 1910 William Hope Hodgson comenzó a publicar las historias de Thomas Carnacki en las páginas de The Idler Magazine. Esta cuidadísima edición de Valdemar reúne las nueve historias que el autor escribió sobre tan peculiar investigador: La cosa invisible, La puerta del monstruo, La casa entre los laureles, La habitación que silbaba, El investigador de la última casa, El caballo invisible, El encantamiento de Jarvee, El hallazgo y el el Cerdo. Todos los relatos comparten la misma estructura: comienzan con Thomas invitando a cenar, sin previo aviso, a sus amigos Jessop, Arkright, Taylor y Dodgson. Tras cenar en el más absoluto silencio y ya relajados y bien acomodados ante la chimenea, les relata su última aventura contra las fuerzas del más allá. Una vez finalizada la narración, los echa de casa de una manera un tanto abrupta. Thomas Carnacki, a diferencia de Dupin o Holmes, investiga sucesos paranormales a los que se enfrenta con un pentáculo mágico, una cámara fotográfica, grimorios y otras herramientas ficticias como el pentagrama eléctrico, el Manuscrito Sigsand o el Ritual de Saaamaaa. Aunque en algunos casos los extraños fenómenos a los que se enfrenta se deben a la mano del hombre, en otros, ha de enfrentarse a fuerzas oscuras que ponen a prueba su cordura y le hacen sufrir auténtico terror. Un pavor que Hodgson describe tan vívidamente que consigue que percibas el ambiente opresivo y sientas el miedo del protagonista ante los fenómenos paranormales. Especialmente en “El caballo invisible”, el relato que más me ha gustado.

hace 1 año