Resumen

Periódicamente, los shatterlings del clan Gentian han de reunirse en una ostentosa celebración para intercambiar sus recuerdos. Pero algo no va bien: dos de ellos van a llegar unas décadas tarde a la reunión. A su crimen se suma el hecho de que están enamorados. Lo único que se interpone entre ellos y una posible excomunión del clan es un robot llamado Hesperus, de la metacivilización de los mecánicos. Sin embargo, Hesperus tiene amnesia. Mientras los amantes esperan el castigo que puedan sufrir a manos de sus hermanos clones, interceptan una inesperada y angustiada comunicación que les aconseja que eviten el lugar de reunión a toda costa. Tras seis millones de años de estabilidad, alguien ha decidido que ha llegado el momento de poner fin al clan Gentian.

1 críticas de los lectores

8

“Ningún acto que conduzca a obtener conocimiento está totalmente desprovisto de riesgo”. Y así, y gracias a la lectura bimensual del grupo, me aventuré a leer “Casa de soles”. Una lectura de ciencia ficción “hard” (para mí). En ella nos adentramos en el mundo de la “Hora Dorada” y del clan gestian. Es una lectura llena de tecnicismos (hecho propio de este género del sci-fi), usando todo tipo de elementos tópicos que debe tener una historia de ciencia ficción, galaxias, clanes, viajes espaciales, máquinas de estasis, e incluso con los conceptos de Dyson y Bootes. Y aunque al principio cuesta (al menos para mí) adaptarse al uso del vocabulario técnico (que con unos capítulos te haces), la narrativa de Reynolds vale muchísimo la pena (y la historia por supuesto). Reynolds posee una prosa rítmica y fluida. Además, un punto (y de los gordos) a favor de Reynolds es que es astrónomo. Y eso se nota en el libro. Lo cual lo hace mucho más plausible y favorable. Antes apenas conocía nada del autor, pero después de esta lectura, ya me apunto como pendiente su trilogía de “Revelation”. “Hace tan solo unas horas había un alma humana en ese cráneo, pero ahora ninguna autoridad del universo podría hacerla volver. Éramos como monos sentados alrededor de una hoguera que acababa de apagarse, preguntándonos por qué ya no sentíamos la misma calidad y veíamos la misma luz.” Es una novela que va in crecendo; yo la dividiría en dos partes. Una buena y otra muy buena. Lo intentaré explicar sin spoilers. OJO, POSIBLE SPOILER!! La primera parte se centra en la sinopsis del libro y la segunda parte podríamos decir, sin revelar mucho del libro (o eso espero) un “seres orgánicos vs. Mecánicos”. Con varias lecturas muy buenas. “Y pensar que toda tu humanidad está encerrada en unos pocos centímetros cúbicos de tejido cerebral dentro de ese frágil depósito hecho de hueso que llamas cráneo… no me gustaría que mi existencia dependiera de algo tan quebradizo”. En resumen, lectura más que recomendada para los amantes del sci-fi y a los que no… oye, y por qué no?. Una historia con muy buena prosa, manteniendo la intriga durante todo el libro, revelándote en sus momentos los entresijos de la trama a un ritmo “in crecendo”. Y si además te digo que presenta un buen rigor científico (al menos desde mi ignorante perspectiva físicoastronómica), ¿de verdad te lo perderías? “Somos humanos, eso es todo. Humanos y ni de lejos tan inteligentes como creíamos ser. Punto final. Cuando caven la tumba de nuestra especie, ese será nuestro epitafio”.

hace 4 años