EL CURIOSO CASO DE BENJAMIN BUTTON. Novela gráfica SCOTT FITZGERALD, FRANCIS

Nota media 6,76 Bueno 19 votos 4 críticas

Resumen

El argumento de El curioso caso de Benjamin Button está inspirado en Mark Twain, quien comentó que era una pena que la mejor parte de la vida se diera al principio y la peor parte al final. Scott Fitzgerald decidió experimentar el proceso inverso en este relato fantásticosatírico: Benjamin Button nace con setenta años y misteriosamente cumple cada vez menos, rejuveneciendo paulatinamente. La versión que aquí se presenta como novela gráfica se debe a la adaptación de Nunzio DeFilippis y Christina Weir, guionistas de cine, de televisión y de cómics, y está ilustrada por Kevin Cornell, reputado autor de cómics. Es una versión sumamente fiel al relato original. Es de esperar que permita a aquellos que hayan disfrutado de la versión cinematográfica de la historia -una adaptación, esa sí, sumamente libre- acercarse al relato original en un formato ligero y ameno y que no decepcionará a los seguidores de la obra de Scott Fitzgerald, ya que conserva la ironía, el humor y la melancolía del relato en que está basada. El epílogo de Donald G. Sheehy, bien documentado y no exento de humor, sitúa este relato en el contexto de la obra de Scott Fitzgerald.

4 críticas de los lectores

5

Este libro no fue de mi agrado en lo absoluto. Creo que es de loa pocos libros con los que me quedaría con la adaptación cinematográfica, que me eriza la piel totalmente cuando la veo. Aun así agradezco enormemente a Fitzgerald por haber creado esta historia.

hace 6 meses
9

Conviene cerrar los ojos cinéfilos y abrirlos nuevamente, ávidos de historias extraordinarias, para encontrarse con el Button imaginado por Scott Fitzgerald. Pero no, no diré eso de que el libro es mejor que la adaptación cinematográfica, entre otros motivos porque abandoné la sala muy emocionado y porque todavía me emociono al ver a Cate Blanchett con su amor entre los brazos y en brazos. Volviendo al caso de Button, además de curioso, diría que es tan improbable como necesario: ¿Cómo nos sentiríamos naciendo viejos y muriendo bebés?, ¿qué experimentaríamos si el minutero girase en dirección contraria?, ¿qué ocurriría cuando el tiempo y la vida se cruzasen por la calle sin reconocerse?, ¿sería la muerte menos muerte si antes de levantar su guadaña la hiciéramos dudar, pensárselo dos veces?, ¿por qué no ser conscientes de nuestra llegada al mundo? A pesar de que el relato es divertido, bajo el humor subyace cierta agonía. Benjamin Button hace que el reloj enloquezca, pero, como el resto de los mortales, no es capaz de detenerlo ni de entorpecer su ritmo. Diversión y agonía en una misma historia, la de un hombre que, sabiéndose extraño, nunca se arredra y obtiene aquello que desea. ¿Y el amor? Me quedo con el de la gran pantalla, un amor de película, que mantiene la cabeza alta y mira a la cara de la vida y de la muerte fijamente, sin miedo.

hace 2 años
7

Libro corto y entretenido que se lee de un tirón. Mejor que la película a mi parecer. Recomendado

hace 3 años
8

El libro es muy bueno, la película no me gustó.

hace 10 años