Resumen

Si bien EL ESTADO DE SITIO (escrita en 1948) no es una adaptación teatral de «La peste» los ecos de la célebre novela, publicada el año anterior, resuenan inequívocamente en su nudo argumental. Las peculiaridades de la historia escenificada obligaron a Albert Camus (1913-1960) a renunciar a la estructura dramática tradicional y a construir un espectáculo de nuevo tipo en el que se combinan diferentes formas de expresión: desde el monólogo lírico hasta el teatro colectivo, pasando por la pantomima, el diálogo, la farsa y el coro. La acción transcurre en un Cádiz mítico, habitado por un pueblo pintoresco, simpático y resignadamente sometido al arbitrio de los opresores; sobre la ciudad cae el azote de la Peste y de la Muerte, dos poderes de vieja estirpe apocalíptica que simbolizan en este caso la sujeción de los hombres a la tiranía de la razón.

1 críticas de los lectores

5

A pesar de que admiro incluso más al Camus dramaturgo que al Camus narrador ("El Estado de sitio" es una obra de teatro) no es precisamente la ironía -en esta obra de teatro hay mucha- el talento que destacaría de este excelente escritor.

hace 7 años