Resumen

Con motivo del centenario del nacimiento de Albert Camus y setenta años después de la aparición en Francia de una de las novelas más representativas y leídas del pasado siglo, una edición especial en gran formato ilustrada por el famoso dibujante argentino JOSÉ MUÑOZ, discípulo de Hugo Pratt y creador de numerosos personajes universalmente conocidos en el mundo del cómic, en la excelente y ya clásica traducción de José Ángel Valente. Albert Camus (1913-1960) no sólo fue uno de los escritores más prestigiosos de la generación que llegó a la madurez entre las ruinas, la frustración y la desesperanza de la Europa demolida por las dos Guerras Mundiales, sino que el paso del tiempo agiganta cada vez más su figura excepcional y el valor de su obra. "El extranjero", novela con cuya publicación saltó a la fama en 1942, tiene como referencia omnipresente a Meursault, su protagonista, a quien una serie de circunstancias conduce a cometer un crimen aparentemente inmotivado. El desenlace de su proceso judicial no tendrá más sentido que su vida, corroída por la cotidianidad y gobernada por fuerzas anónimas que, al despojar a los hombres de la condición de sujetos autónomos, los eximen también de responsabilidad y de culpa.

59 críticas de los lectores

9

Camus en esta obra relata la vida de Meursault un hombre que vive su vida tan alienado que nos parece casi deshumanizado al lector. Se deja en la obra entrever las influencias filosóficas del autor y es, creo, importante leerlo en el contexto y con el ‘discurso’ que el autor lo escribe. Teniendo eso en cuenta me pareció una obra fantástica. Con el avance del relato, casi siente el abismo existencial. Si alguien se encuentra en búsqueda de un relato corto y bien redactado, este es, sin duda, una buena opción.

hace 4 años
6

¿La cotidianidad puede llegar a provocar tanta indiferencia al mundo que nos rodea, a nuestra familia, vecinos, amigos, amores, trabajo? ¿Puede en verdad dejar de importarnos todo y vivir sólo como autómatas? ¿Somos culpables, distintos, pecadores, inhumanos si no experimentamos sentimiento alguno? ¿Sin causa alguna somo capaces de cometer un crimen, o es que la ausencia de emociones no es mas que toda clase de sentimientos reprimidos, desbordados en un momento de agobio, llevándonos a dar muerte a otro ser humano?. En actualidad, que tan grabe podría ser estar ajenos a toda clase de sentimientos, muestras de afecto, religión, distintos puntos de vista etc? Pues yo creo que de 1942 a nuestro actual 2015 hay quienes aun juzgan y condenan por no mostrar interés particular en algo o en alguien.

hace 4 años
5

No niego que sea un libro que todos deben leer... pero a mí no me gustó. La manera en la que está narrada se me hizo completamente aburrida, sé que eso es el existencialismo, pero aún así me aburrí.

hace 4 años
7

el personaje principal Meursault es un hombre que solo siente indiferencia ante cualquier cosa, como: el amor, la amistad, y la vida misma. No se cuestiona sus acciones y ni siquiera se preocupa por sus propios sentimientos. Solo le interesa satisfacer sus necesidades basicas. Sinceramente me desespero mucho este personaje, pero justamente eso fue lo que me impulso continuar con la lectura. Senti mucha curiosidad de saber hasta que nivel podia llegar a afectar la indiferencia e insensibilidad a la vida del personaje. Finalmente senti lastima por el, porque lo vi como un hombre sin ambiciones ni sueños, que habia perdido la esperanza en la vida, acostumbrado a la comodidad de su rutina. Yo diria que es un extranjero de la humanidad porque no posee ningun valor ni amor por la vida

hace 4 años
10

Calificarla como sublime y soberbia no es una exageración. Es una de las obras más inteligente que he leído nunca, con la descripción de como la vida te va rozando a la vez que te somete a la dura prueba de convertirte, contra tu propia voluntad, en el epicentro de miradas que inquieren sin entender, sin querer entender, sin malgastar el menor esfuerzo para llegar a entender las causas que provocan los efectos. Es filosofía despojada de tediosos conceptos ininteligibles. Es filosofía humanizada, como revestida de cierto utilitarismo -lejos de la acepción filosófica del término-, útil, valiosa para vivir, es filosofía para andar por casa, por el mundo, hasta que este te convierte en su núcleo. Sin lugar a dudas, una de las joyas de la literatura.

hace 4 años
9

Este clásico del existencialismo no solo no pierde vigencia sino que se aferra en la conciencia del hombre contemporáneo como las raíces de una secuoya. Con un ritmo narrativo fluido e inexorable, con repliegues múltiples continuos en sus significados, la obra avanza sin freno hacia el abismo de la pesadilla. Meursault, francoargelino en tiempos en que el país era una colonia francesa, se ve arrastrado por unos acontecimientos que lo abocan hacia el asesinato de un hombre. Su aparente insensibilidad, más bien hastío, su desidia, más bien indiferencia, le predisponen para abandonarse al fluir de las circunstancias y la vida. Succionado por estas, y sin pretenderlo, se hunde en el fango de lo abominable donde no hay salida. Camus cuadra una novela impecable de resonancias kafkianas, como toda su obra, en la que nada parece tener importancia y la culpa es algo borroso. En un principio puede parecer que Meursault es culpable, si no en intención, sí por no ser capaz de rebelarse contra una corriente en la que parece sentirse a gusto simplemente flotando. Pero también podría verse al sistema como culpable, a la sociedad y a la vida, a los que parece no importarles los sentimientos individuales y juzga en terrenos que solo la propia persona puede entender. La(s) muerte(s) en el libro es el reflejo del absurdo, de la sinrazón de una sociedad sin valores destinada al hundimiento moral. No en vano la obra se escribió en plena Segunda Guerra Mundial. Moderna, incómoda, iconoclasta, El extranjero golpea la conciencia y deja al lector en un sopor mareante del que cuesta recuperarse.

hace 5 años
7

Me pareció desesperanzado, seco, serio, con cierto tono de frialdad y esto justamente fue lo que me gustó. El personaje no buscaba adornar las cosas o hacer lo que debía, hizo siempre lo que quiso y no buscó justificación alguna. En cuanto a metáforas y palabras profundas, no encontré tantas como esperaba, pero algunas reflexiones muy buenas hubieron.

hace 5 años
9

Es una novela breve, sencilla, sin muchos recursos estilísticos. El elemento principal es el protagonista, quien narra su propia historia. Este personaje, Meursault, está hastiado del mundo, de los valores que se imponen, de tener que hacer lo que otros quieren. Lo demuestra en cada acto de su vida, desde que recibe la noticia de la muerte de su madra, hasta el momento de su juicio final. Él simplemente no quería vivir, y lo hacía notar, porque era un "extranjero", alguien que no es de dicho lugar.

hace 5 años
9

Es una novela corta con un protagonista-narrador peculiar. Meursault vive en Argel y lleva una vida rutinaria; es un personaje aparentemente apático y escéptico, parece indiferente a la muerte de su madre, al amor, al matrimonio, a su trabajo... parece no darle importancia a lo que le sucede en la vida, lo toma todo tal como viene. En la segunda parte del libro, tras cometer un crimen no intencionado, vemos como es juzgado no por su acción, si no por su modo de ser. Su estilo de vida y carácter es expuesto en el tribunal como si fuese un mono de feria y llevado al término de ser considerado un extranjero en la sociedad (en muchos aspectos hipócrita) en la que vive. Acusado de asocial e insensible, personalmente Meursault me ha gustado, creo que es transparente y sincero con su manera de ver el mundo, que tanto parece asustar a los que le rodean. Aunque el relato deja una sensación de desesperanza, me ha parecido excelente, tanto en forma como en contenido.

hace 5 años
8

Un buen libro muy bien escrito

hace 5 años
8

La primera parte la considero como una novela normal, nada excepcional. Meursault,, es simplemente un "raro", como diría Shopenhauer, en la sociedad que vive; tiene su concepto de lo que debería ser la sociedad a su gusto y de acuerdo a ésta hace su vida. La segunda parte, la mejor, la dedicada al juicio, más que una novela es un Ensayo, un estudio sobre su sicología. No olvidemos que esta novela está escrita hace setenta años y en esos años la sociedad ha cambiado mucho. Camus hace en este libro una crítica antisocial de la época, empleando a un protagonista para tal fin.

hace 6 años
5

Yo esperaba más de este libro y me decepcionó...

hace 7 años
10

Inquietante, es el manifiesto literario de la corriente del existencialismo, junto con "La náusea", de Sartre. Hay muchos Mersaults dando vueltas por el mundo, con sus pensamientos de apatía e indiferencia, por mas que les cueste reconocerlo. También esta novela le hace ver a uno como la sociedad juzga e impone valores (como los cristianos, por ejemplo) en una forma que raya el autoritarismo y la obsecuencia moral e irracional. Muy bueno.

hace 7 años
3

No me gusta, a pesar de que sea importante por los valores que transmite y la reflexión que lleva a cabo, pienso que un libro vale si entretiene, y este no lo hizo ,ni mucho menos ¡Todo lo contrario!

hace 7 años
10

No creo que sea un libro realista, mas bien idealista, y sobretodo en esos tiempos convulsos que se vivían en Europa (como toda buena novela, de todas maneras en estos tiempos también es útil) todos sabemos que el protagonista no es malo, pero rechazamos y a la vez compartimos algo con él. Es que de alguna manera nosotros, el ciudadano actual, esta reflejado en casi todos los personajes de la novela. Si nos detenemos a analizar todas las ideas que nos deja esta novela, me parece que es muy provechosa. Es lo segundo que leo de Camus y de todas maneras lo seguiré leyendo. Definitivamente la recomiendo.

hace 8 años
2

¿Realismo? Me cuesta creer en un personaje como el protagonista y el tórrido ambiente del libro se me hizo cargante.

hace 8 años
8

Un libro espeluznante, en el buen sentido de la palabra. Desde el principio nos encontramos con su extraño protagonista, que permanece indiferente a todo lo que le rodea, y al que parece que nada le afecta, ni siquiera algo tan personal como la muerte de su madre o su romance con una conocida. Esta persona tan apática, que parece mirar desde fuera incluso su propia vida, y que desde luego es un extranjero de sí mismo, se deja llevar por las circunstancias, sin oponer resistencia y totalmente indiferente incluso a su propio destino. El libro te deja una sensación totalmente desasosegante.

hace 8 años
8

Recomiendo continuar la lectura de este estupendo libro con otro imprescindible del existencialismo, la nausea de Sartre. Ambos muy recomendables.

hace 8 años
10

Corto, pero muy intenso. Su lectura me ha recordado a La condena o El proceso, de Kafka, salvando las distancias, aunque para mi es una referencia que lo dice todo, y eleva la obra de Camus. Es un relato de angustia, con una atmósfera agobiante en algunos momentos, que pese al paso del tiempo, no pierde calidad, ni importancia. Mi parte favorita, a partir del juicio, Camus acierta de pleno en la representación del mundo de la justicia y de la cárcel.

hace 8 años
10

Cruel, absurda... nunca se describió mejor un estado de apatía y desesperanza. Justamente la indeferencia del personaje es la chispa de la novela. Es de eso de lo que se habla. Que te deje esa sensación es lo que pretende el escritor y anda que no lo consigue!. Imprescindible.

hace 8 años