Resumen

El primer encuentro entre Jean Bosmans, un aprendiz de escritor, y Margaret Le Coz se produce por azar. Años después el protagonista de la novela se pregunta si las palabras que dos personas han intercambiado durante su primer encuentro se han disipado en la nada... ¿Y si todas esas palabras quedaran suspendidas en el aire y bastase tan sólo un poco de atención para captar sus ecos? Bosmans se busca entonces en un pasado sólo recuperable a partir de fragmentos de vida. Anotando uno a uno los recuerdos, avanza Bosman tras los pasos no sólo de sí mismo, sino de Margaret Le Coz. Pronto descubriremos que Margaret se esconde en los suburbios de París y huye de Boyaval, una sombra amenazante que se cierne sobre los amantes. Treinta años más tarde Bosmans redibuja el mapa de su relación con Margaret, motivado por el luminoso horizonte del título y no por la melancolía.

1 críticas de los lectores

6

Una historia, podríamos de decir de amor, pero solo por que los protagonistas son chico chica, ya que la historia en si, es más un pasaje hacía un episodio del recuerdo del protagonista. El protagonista encuentra unas pequeñas libretas verdes, tipo diario, donde apuntaba las cosas que le iban pasando. Así, después de 40 años, recuerda a una mujer Margaret Le Coz, con la que vivió un extraño episodio de su vida. Los recuerdos, la memoria, estos temas son los que narran ésta historia, corta pero intensa.

hace 4 años