EL PRÍNCIPE Y EL MENDIGO TWAIN, MARK

Nota media 7,7 Muy bueno 100 votos 12 críticas

Resumen

El príncipe y el mendigo fue escrito por Mark Twain, seudónimo de Samuel Langhorne Clemens, en su madurez, cuando contaba cuarenta y dos años. Lo escribió, como muchas otras obras suyas, pensando; más en relatar una buena historia que en hacer una gran obra de arte. No se detuvo a profundizar en el espíritu de sus personajes ni meditó mucho; acerca del lenguaje con que lo hacía la historia de la época, en que los situaba. Es por esto por lo que El príncipe y el mendigo, más un cuento largo que una novela, suele hallarse en la sección juvenil de las bibliotecas, en lo que sería el ``paraíso´´, dedicada a aquellos para quienes lo que se ha dado en llamar literatura es todavía un medio y no un fin en Sí mismo. Por ello también, este libro, entre los demás que escribió, es él más difundido. Con todo, si bien comparte la fama con Tom Sawyer y Huckleberry Finn, es demasiado sencillo para ser calificado por la crítica literaria a su misma altura. La crítica está en lo cierto. El príncipe y el mendigo es un libro plano en el mejor sentido de la palabra. Plano, recto, simétrico, lisa superficie en la que la lectura resbala sin tropiezos desde el comienzo hasta el final, suave, amablemente. No hay en él escollos ni hoyancos, ni sospechas de cóncavas interioridades. Es lo que se dice, lo que se cuenta, lo que está escrito. Narra las aventuras de dos muchachos, uno, príncipe; otro, mendigo, que se parecen extraordinariamente entre si y un buen día, por un accidente, ven trocados sus respectivos lugares en la sociedad.

12 críticas de los lectores

7

Lo leí haciendo el Camino de Santiago y lo disfruté mucho. Todo rey o presidente debería conocer, tan bien como tuvo que hacerlo en el cuento el rey Eduardo, todo aquello sobre lo que reina y en todos sus ámbitos, para así estar realmente preparado.

hace 3 meses
7

Al fin y al cabo solo somos personas. MUY recomendado para niños.

hace 1 año
10

Mi favorita de Twain. La conocí en primer lugar de niño gracias a la versión animada de Disney con sus dos Mickeys y, años después, la leí. Tom Canty y Eddy Tudor son muy entrañables y su historia, dotada de toques infantiles y juveniles, posee tintes de madurez con una crítica política que de niño uno no es capaz de entender. Además es bastante cómica y disfrutas de una buena lectura. Recomendable al cien por cien.

hace 3 años
6

Hermoso cuento, de lectura ágil y simple.

hace 3 años
7

Mark Twain es mas famoso por los personajes de Tom Swayer y Huckleberry Finn, pero esta novela es bastante buena y ha sido plagiada en bastantes películas y series. Merece la pena gastar un poco de tiempo y dinero en leerla a pesar de los años que han pasado.

hace 3 años
8

para Mark twain no ser ingles este libro es muy pasable, cuando la realeza y la alta clase inglesa se diferenciaba tan feamente de los pobres. me encanta el final feliz cuando Miles por apoyar al rey eduardo mientras es pobre es buen recompensado, aunque el fue un noble caido y desprestigiado tiempo después

hace 3 años
10

me pareció un libro muy interesante, y me hizo notar que de aquellas costumbres de antaño no se recuerdan detalles que según mi opinión debieron cambiar la historia. El poder sobre el pueblo en manos de alguien que no es del pueblo que no conoce sino sus propias riquezas. me encanta el proceso reflexivo del príncipe en torno a esta situación tan particular

hace 5 años
7

Me gustaron mucho los datos que aporta el libro sobre las leyes de aquellos tiempos goce leyendo de aquellas costumbres que resultan ajenas a nuestros días muy entretenido.

hace 6 años
10

Magistral, como todo lo que he leído de Twain. En este caso, el autor se sirve del parecido asombroso entre el hijo de Enrique VIII y el niño-mendigo más ilustre de la "Calle de las Piltrafas", en donde un aparente juego de niños da como resultado un insólito y fortuito cambio de roles. Como resultado, veremos a un príncipe tratado como un pordiosero, humillado y vilipendiado allá por donde va. Mientras, el mendigo pasa a ser tratado con toda la pompa y fastuosidad propia de un digno heredero, donde todo son lisonjas y buenas palabras. Con este cambio de papeles, Twain denuncia la opresión y las absurdas leyes de la época, la tiranía de los soberanos y la difícil y penosa situación por la que pasaba la plebe.

hace 7 años
6

Una parábola entretenida para criticar la soberbia de los poderosos, la crueldad de los pobres y la mezquindad de todos.

hace 7 años
8

Un libro muy entretenido, de fácil y rápida lectura. Twain maneja un gran sentido del humor durante su narración. Engancha desde el comienzo, recomendado.

hace 8 años
8

Un libro excelso, aunque con un argumento recurrente (ahora, no en su época). En este libro se presenta el tópico del cambio de papeles en una Inglaterra sumida en desgracia, en la que los proletarios pasan a duras penas todas las penurias acaecidas durante la Revolución Industrial. Lo único que sorprenda y deja algo estupefacto es que, teniendo en cuenta las características sociales y laborales de la época de Twain (trabajo infantil, jornada de hasta 16 horas diarias...) el niño saque tanto tiempo libre para vagar sin rumbo por las calles de Londres. Por lo demás, como dije, es un libro altamente recomendable ya que, al menos la parte mendiga, está narrada fotográficamente, dado que eso es lo que sufrió Mark Twain.

hace 9 años