Resumen

Como un vigilante diminuto enfrentado a la violencia de un océano inclemente, Entry Island es la primera isla que se encuentran los navíos que acceden al golfo de San Lorenzo. Azotado por el viento y bañado por las aguas heladas, el minúsculo pedrusco apenas alberga a una centena de habitantes que viven de la pesca; gente curtida y tenaz, acostumbrada a soportar la rudeza de los elementos y las situaciones más extremas. Excepto el asesinato. Cuando la persona más rica de la isla, un comerciante de langostas llamado James Cowell, aparece muerta, el desconcierto se apodera de la pequeña comunidad, y pronto todas las sospechas recaen en Kirsty, la esposa de la víctima. Asignado a la investigación del crimen, acude desde Montreal el detective Sime Mackenzie, a quien el cambio de aires se le antoja saludable en un momento crítico de su vida en el que se siente acuciado por la soledad y la mala conciencia. Por desgracia, su ilusión se desvanece en cuanto pone un pie en la isla y se encuentra con su ex mujer, analista forense, que le recuerda de inmediato por qué su relación acabó en un agrio intercambio de reproches. Pero lo más inquietante, sin duda, es su encuentro con Kirsty, a quien cree reconocer del pasado. Mientras la mayoría de las pruebas apuntan hacia la viuda del comerciante, y el equipo de investigadores se muestra ansioso por cerrar el caso para poder abandonar ese lugar tan inhóspito, Sime está convencido de la inocencia de la mujer. Defenderla, sin embargo, le planteará un espinoso conflicto moral.

3 críticas de los lectores

8

El libro comenzó un poco lento para mí, pero enseguida me atrapó la calidad literaria con la que está escrito. El libro cuenta una parte muy dura de la historia que ignoraba y la narración es tan buena y tan conmovedora que acaba superando a la de la investigación policial que es demasiado típica. Me ha gustado sobre todo la habilidad del autor para realizar ambientaciones y para describir personajes y que todo esto tenga tanto peso en la trama. El final me resultó precipitado y tan de folletín que no está a la altura del resto. Seguiré leyendo a este autor .

hace 3 semanas
10

Aunque sin abandonar del todo el paisaje de las islas Hebridas, Peter May da un salto hasta Canadá para componer una novela brillante que engancha desde su inicio.

hace 3 años
8

Muy bueno, quizá un poco por debajo de la trilogía de la isla de Lewis, pero su lectura es muy recomendable. Ameno y fácil de leer.

hace 3 años