Resumen

Hermann Goering –o Göring– es uno de los personajes más fascinantes del Tercer Reich. Jefe de la Luftwaffe y mariscal del Reich, consiguió hábilmente situarse como número dos del régimen nazi; su inteligencia y astucia llegarían a poner en serios aprietos a sus acusadores durante el proceso de Núremberg. Pero, por otro lado, Goering era un excéntrico megalómano, adicto a la morfina. De carácter voluble y fanfarrón, era amante de los uniformes vistosos y las batas de seda, y tenía un león como animal doméstico. Aunque Goering estaba más interesado en confiscar bienes ajenos –obras de arte, sobre todo– que en planificar asesinatos masivos, su incues¬tionable participación en los crímenes nazis le llevaría a ser condenado a morir en la horca, aunque conseguiría suicidarse en el último momento. Su profecía de que «en cincuenta o sesenta años habrá estatuas de Hermann Goering por toda Alemania» no se cumpliría.

1 críticas de los lectores

10

Una de las biografías más apasionantes que he leído sobre este personaje. Es un libro que se deja leer rápido y sin pausa, casi como una novela de aventuras.

hace 7 años