GOLPES DE GRACIA ITURRALDE, JOXEMARI

Nota media 7 Muy bueno 1 voto 2 críticas
  • GéneroNarrativa
  • EditorialMALPASO
  • Año de edición2016
  • ISBN9788416420438
  • Idioma Español

Resumen

Golpes de gracia es la historia del éxito de Paulino Uzcudun, estrella del boxeo internacional en los años veinte y treinta que se convirtió en un eficaz símbolo franquista (fue un ferviente falangista), y también la de otro célebre boxeador de la época, Isidoro Gaztañaga, que fue su reverso. Iturralde explica, de forma ágil y entretenida, la relación entre ambos (los dos eran guipuzcoanos y fueron muy amigos durante muchos año), cómo alcanzaron la fama y cómo acabaron traicionando todo lo que querían. Pero, sobre todo, Golpes de gracia es el relato en paralelo de su fracaso. Como apunta Ignacio Martínez de Pisón en el prólogo, «cada uno fracasará a su manera y entretanto sus historias particulares irán siendo invadidas por la convulsa Historia de España de los años treinta, con episodios tales como el engaño del estraperlo, la alarmante consolidación de la Falange, el estallido de la Guerra Civil con su secuela de sangre y barbarie…».

2 críticas de los lectores

7

Rescata a una importante figura de la actualidad española del s. XX como fue Paulino Uzkudun. Refleja en demasía la parte mediática del boxeador en comparación con la deportiva. En lo que me ha parecido algo más falta la novela es en la narración. No obstante, me ha gustado.

hace 3 años

A pesar de que en la portada vemos a un fulano con guantes de boxeo y la narración versa sobre la vida y milagros de dos de ellos, Paulino Uzcudun e Isidoro Gaztañaga, la historia puede gustar a quienes no les atraiga el boxeo. Eso en teoría, porque la narración es bastante plana y el tonillo coloquial va bien para referir historias amarrado a una kupela, pero sobre el papel, creo que hay que exigirse más y no hacer del texto poco más que una crónica periodística. Los protagonistas, Paulino e Isidoro son vascos, púgiles y jóvenes. Les va bien en el boxeo, tras dejar su ocupación como aizkolaris, ganan combates, pierden algunos, cogen fama, las mujeres quieren llevarlos de la lona al colchón y así la narración encadena las múltiples aventuras amorosas que ambos tienen. Mujeres, que dan nombre a los capítulos, para quienes tener un boxeador en su cama es como cobrarse una buena pieza de caza. Los combates se suceden fuera de nuestras fronteras y los púgiles conocerán así los Estados Unidos, Cuba y otros países europeos y no será ya su fama sólo local. La medianía y simpleza de los dos boxeadores se cifra en beber, trasnochar, alternar, derrochar y subir al ring cuando toca a soltar mamporros. A pesar de llevar esas vidas disipadas, Uzcudun sería tres veces campeón de Europa. Comienza la narración en los años 20 del pasado siglo y acaba con la Guerra civil ya finalizada, con Paulino convertido en un aterrador fascista y en un miserable, en palabras del doctor Goiti, quien puso a Paulino en el camino del éxito cuando éste empezaba, y un Isidoro criando malvas, porque hay desaires amorosos que los cornudos no solucionan a golpes, sino a tiros. Así las cosas, el combate entre Paulino e Isidoro (afín a la República), esas dos Españas limando sus diferencias a mamporros, nunca llegaría a materializarse.

hace 3 años