Resumen

En este libro todo es extraordinario, empezando por su historia. Escrito a principios de los años 60, el autor no pudo conseguir que se editara; creyéndose un escritor frustrado se suicidó en 1969, a los 32 años. Su madre siguió intentando infatigablemente su publicación, lo que no consiguió hasta 1980 (cuando ella tenía 79 años), gracias al apoyo del gran novelista Walker Percy, y tan sólo en una editorial universitaria de Louisiana, cosa en principio muy poco prometedora para una consagración literaria. Y, sin embargo, el libro alcanzó en pocos meses un éxito inmenso, coronado en 1981 con el premio Pulitzer y con la crítica más entusiasta y unánime aparecida en muchos años. Su autor ha sido comparado a Cervantes, Fielding, Swift, Rabelais, Dickens... Resulta imposible resumir la trama picaresca y siempre sorprendente de esta obra, ambientada en Nueva Orleans y sus bajos fondos. Su figura central es uno de los personajes más memorables de la literatura norteamericana: Ignatius Reilly –una mezcla de Oliver Hardy delirante, Don Quijote adiposo y Tomás de Aquino perverso, reunidos en una persona–, que vive a los 30 años con su estrafalaria madre, ocupado en escribir una extensa y demoledora denuncia contra nuestro siglo, tan carente de «teología y geometría» como de «decencia y buen gusto»; un alegato desquiciado contra una sociedad desquiciada. Por una inesperada necesidad de dinero, se ve «catapultado en la fiebre de la existencia contemporánea» embarcándose en empleos y empresas de lo más disparatado. Los personajes secundarios son tan exóticos (y neuróticos) como los de una película de los Marx Brothers: Darlene la stripteaseuse de la cacatúa; Burma Jones, el quisquilloso portero negro del cabaret Noche de Alegría, regentado por la rapaz Lana Lee, quien completa sus ingresos como modelo de fotos porno; el patrullero Mancuso, el policía más incompetente de la ciudad; Myrna Minkoff, la estudiante contestataria, amiga de Ignatius; Dorian Greene, un líder de la comunidad gay; la desternillante octogenaria Miss Trixie, siempre enfurecida porque no le dan la jubilación... y tantos otros personajes inolvidables.

96 críticas de los lectores

8

Lo lei hace como un mes pero siempre colgaba.. Me gusto, muy bien escrito, muy buena la trama. Siendo sincera a veces me exasperaban los personajes, cuando imaginaba a Ignatius, lo veia como Jorge Porcel Jr, es muy parecido ! Y su relacion con la madre me hacia pensar mucho en el. Cosa que me daba una mezcla de sentimientos.. Gracia, tristeza, bronca, de todo jaja. Recomendable.

hace 4 años
6

Este clásico moderno está quizá un poco sobrevalorado. No me parece tan trasgresor, tan cómico ni tan lúcido como anuncian, pero desde luego es todas esas cosas, y además una ácida y loca crítica de nuestra sociedad desquiciada. Lo que más me ha atraído son sus personajes, impagables todos. Y por supuesto su elefantíaca (por usar una palabra que encanta al autor) estrella, Ignatius J. Really. Una suerte de alter ego exagerado de Kennedy Toole, según dicen algunos, un vago redomado sin oficio ni beneficio que vive a expensas de su sufrida madre viuda. Es un caradura absolutamente inolvidable. Inolvidable por incomprendido, pero necesariamente es incomprendido un ser tan desagradable, asqueroso, egoista y muchos otros adjetivos peyorativos. Toda la novela es una vorágine, un morboso deseo de seguir conociendo a una persona tan horrible. Vamos que se lee sola. Todos conocemos por lo menos a un Ignatius y ya para siempre nos referiremos a él como Ignatius, el personaje deja mucha huella. Se escribió en 1962 y, sin conseguir que se la publicasen, el autor se suicidó poco después. Cuando su madre encontró el manuscrito años más tarde, no paró hasta que lo publicaron, y resulta que se vendió como churros y le dieron el Pulitzer.

hace 4 años
10

Impresionante como llegué hasta Ignatius. Me lo recomendó una amiga hace mucho... tiempo después, le hablé de mi firme voluntad de leerlo y abruptamente soltó: no es para tí, no te gustará. Definitivamen te la história constituía un tesoro para ella y sintió q con mi lectura sería menos "suya". Hoy entiendo su resistencia, aunque no la comparto: Ignatius es de todos, Ignatius es "todos" (superlativo, claro está, y de locura no muy lejana de la del resto de personajes). Quién no se alegra del final?. Quién no rie a carcajadas? Quién suelta el libro y dice: lo seguiré mas adelante? Quién...? Lo mejor: Jones..., Mancuso...., Trixie...., Ignatius! La narracion crepuscular de la fiesta de los Sodomitas rallando al mismo nivel del camarote de unos tal Hermanos Marx. Frases favoritas: "Cuando Fortuna hace girar su rueda hacia abajo, vete al cine y disfruta más de la vida".

hace 4 años
10

Que libro! entiendo perfectamente que haya gente para la que el protagonista les resulte un poco "desagradable", pero yo tengo que decir que Ignatius J. Reilly se ha ganado un huequecito en mi corazón. Me he reido con el libro muchisimo y entiendo perfectamente a su personaje principal, se me hace entrañable (con sus anticuadas ideas y todo), un incomprendido en este mundo de locos! Cuando terminé de leerlo solo tenia ganas de viajar hasta Nueva Orleans a darle un achuchón a la estatua que hay de él :). Sin duda uno de mis libros preferidos, de esos que podrias leerlos una y otra vez sin cansarte.

hace 4 años
8

Ignatius comienza un efecto domino que pondrá a cada miembro de la sociedad que le rodea, para bien o para mal, en el sitio que le corresponde. Creo que ha sido el libro con el que más me he reído hasta ahora, el caso es que he conocido a más de un Ignatius a lo largo de mi vida, muy recomendable.

hace 4 años

He leído opiniones muy buenas o muy malas de este libro. En mi caso lo empecé a leer bien pero luego se me fue haciendo desagradable. Pero las buenas críticas a los libros no son porque sí, exceptuando obviamente las de libros de moda que tienen fans ultra fans. Quizás no era el momento, asi que pienso intentarlo de nuevo.

hace 4 años
6

Un libro que comenzo con un buen auspicio , y despues se va haciedno monotono y aburrido , el protagonista te da buenas lecciones pero despues se convierte en alguien pesado y sin escrupulos , no me solto risas quizas el problema fui yo

hace 4 años
8

Un gran libro, lleno de reflexiones, que invita a observar la vida desde una óptica muy particular. Entretenido y capaz de esbozar sonrisas y de soltar carcajadas. Absolutamente recomendable

hace 5 años
5

Puede que el libro sea uno de los mejores de la historia de la literatura, un clásico atemporal, pero yo no lo he terminado de entender. Quizá el problema lo tengo yo, o quizá fue la traduccion de la edicion que leí, pero se me hizo pesado a más no poder. Apenas tiene un par de momentos con gracia y chispa. Me resultó aburrido.

hace 5 años
9

Este es el libro de Ignatius Reilly. Le pertenece porque así lo quiso su autor. Este es el protagonista, y habría que decir que uno de los personajes más apasionantes y adictivos de la literatura norteamericana. Sí, se le ha comparado con Don Quijote con algo de sobrepeso y también se podría relacionar su pantagruélico ser con el del tonto ilustrado o el intelectual inútil. La cosa es que no podemos dejar de maravillarnos por la psique de esta figura tan colosal como ridícula. Difícil aguantar la risa ante su desprecio contra un mundo que ve repleto de seres moralmente abyectos que asedian su modo de vida y su apatía física (no así intelectual) con tonterías intelectualmente bajunas y arrastradas. Dan ganas de darle de hostias, desde luego, y a veces incluso sentimos compasión por él. Pero estos momentos de debilidad son rápidamente sofocados por la risa o la rabia cuando nos lo encontramos altivo en su montaña de excremento incorpóreo. Es sin duda un personaje totalmente físico. Se diría que lo podemos oler. Como también al resto del elenco. Jones el negrata, el patrullero Mancuso, el heredero de Levy Pants y su mujer... Simplemente fantásticos. John Kennedy Toole murió antes de ver publicada esta obra. Se suicidó cuando tenía 31 años. Puede que eso explique en cierta forma el estilo de este humor. No es comedia barata ni ligera. Tampoco arranca carcajadas (bueno, depende de a quién). Es una risa fugaz y que siempre arrastra un algo oscuro, un pesimismo latente. Incluso el final se deja llevar por esta escala de grises. Myrna Minkoff e Ignatius se fugan. Escapan de los necios que los rodean. ¿O son ellos dos los que han organizado todo como un complot contra la sociedad?

hace 5 años
4

Fue super densa. Sentí que me costó muchísimo seguirla, lo único que me empujaba a seguir era la recomendación que me habían hecho. No lo disfruté para nada y me quedé decepcionada. Lo único para rescatar es el último capítulo porque es un twist de la historia: me volvió a atrapar y despertó otra vez el interés. En síntesis siento que hay más 100 páginas de más, que aburren.

hace 5 años
4

Yo siento decir que no me ha gustado nada y que ha sido uno de esos lñibros que me ha costado terminar.

hace 5 años
4

Me ha parecido pesadísimo hasta decir basta. Está bien escrito en la forma, pero ya está. No me hizo reír practicamente nada, quien busque una crítica irónica de la sociedad mejor que pruebe con Wilde, carcajadas y llantos asegurados.

hace 6 años
8

Gran libro. La pregunta es: ¿cuánto de Toole quedó escrito en la figura de Ignatius? Lástima se nos fue tan joven, hubiera estado bien leer sus gaseosas andanzas con Myrna en NY. Muy recomendable.

hace 6 años
3

Libro sobrevalorado hasta decir basta. Protagonista lamentable y trama.. ¿que trama?. De lo peor que he leído con muuuuuucha diferencia.

hace 6 años
8

He terminado "La conjura de los necios" de John Kennedy Toole. Me ha gustado este libro, me he reído y me ha dado mucha pena Ignatius Reilly. Es cierto que sobre todo al comienzo Ignatius Reilly parece un personaje repugnante, pero simplemente es una persona con un mundo propio, unas ideas y comportamientos de otra época, que se siente solo e incomprendido en el tiempo que le ha tocado vivir. Las situaciones que le ocurren son delirantes, los personajes que le acompañan en la novela caricaturas ridículas de muchos estereotipos sociales. Me he enfrentado a este libro con miedo, ese miedo que se tiene cuando se ponen muchas espectativas y he de decir que no me decepcionó, al principio sí quizás un poco, pero poco a poco te vas metiendo en la historia y riéndote de las aventuras o más bien desventuras de este pobre e incomprendido Ignatius. No nos llevemos a engaño, hay muchos Ignatius e incluso cada uno llevamos una parte de él dentro, cuántas veces podemos sentirmos diferentes, extraños e incomprendidos frente a los demás. Lo recomiendo sobre todo a quién le guste el humor absurdo.

hace 6 años
8

Antes ponerse a leer este libro nada va a lograr transmitir el porque este libro ha sido tan leído, lo que es la historia en si no es gran cosa, la fuerza del libro sin duda es su protagonista

hace 6 años
6

Un libro con una versatilidad en la manera de enlazar diálogos muy notable. La historia es verdaderamente novedosa aunque hasta las últimas 100 páginas te preguntas, qué hago leyendo esto. Creo que hay que ser muy buen escritor o ser un poco raro (o las dos cosas) para escribir algo así.

hace 6 años
5

Coincido con los que dicen que esta sobrevalorado, a mi no me hizo reir ninguna de las cosas que hace. Me da lastima Ignatius, pero lo peor es que hay gente asi!

hace 6 años
5

Coincido con aquellos que dicen que este libro está sobrevalorado. Lo encontré en casa y leí muy buenas críticas acerca de él. Me decidí a leerlo, es más lo antepuse a muchos que tengo pendientes desde hace tiempo y que tengo muchas ganas de leer. Y la verdad es que no me ha gustado. Es cierto que tiene momentos entretenidos y te llegas a reír con alguna cosa, pero por lo general es muy repetitivo. Particularmente, creo que lo que más me desagrada de este libro y que me ha hecho dejarlo es el personaje de Ignatius Reilly. Tal vez en otro momento pueda retomarlo o empezar a leerlo de nuevo. Pero de momento, mi opinión sobre este libro no se aproxima lo más mínimo a todas esas buenas críticas que he podido leer. No obstante, para gustos los colores.

hace 7 años