Resumen

«¿Sabes que entre ti y cualquier persona en el mundo hay como mucho seis grados de separación?» ¡Era tan simple y a la vez tan complejo! Noté cómo la idea se abría paso en la masa cerebral traspasándola como una bala. Es así como se enciende una luz en la cabeza de Irene, que decidirá descubrir qué sucedió un trágico 2 de junio que marcó su vida para siempre. Desde entonces, Irene no ha hecho más que perder dioptrías y cordura, hasta que el descubrimiento de esta teoría le da fuerzas para volver a ejercer como investigadora.

4 críticas de los lectores

6

Bueno, la historia empieza bien, pero luego se complica un poco y tiene giros poco creíbles. No obstante es un libro entretenido aunque nada que ver con “don de lenguas”. El final lo he visto un poco precipitado y extraño.

hace 6 meses
7

Irene Ricart es detective privado y acaba de salir de una clínica psiquiátrica donde ha pasado varios meses después de la muerte de su marido y de su hija. Irene empieza a trabajar en Detectives Marín, donde investiga caso tras caso convencida de que la ayudarán a descubrir quién asesinó a su familia. Con su peculiar carácter, su intimidadora mirada y su perseverancia, acompañaremos a la protagonista en sus investigaciones, variadas y que resuelve con profesionalidad. Aunque en el fondo no tienen mucho que ver, en algún momento me ha recordado al detective sin nombre de Mendoza, por esos pocos elementos en común: la misma ciudad, institución psiquiátrica, cierta dosis de ironía y un pelín de absurdo (mucho menor en este caso).
Ambientada en Barcelona y alrededores, y narrada en primera persona por la protagonista, con una prosa cercana y directa, es una lectura ligera y amena que se disfruta. La recomiendo.

hace 1 año
7

Muy divertida, a veces me recuerda a Eduardo Mendoza. Como es muy corta se lee enseguida y da pena.

hace 1 año
8

Delicioso pero corto, me encanta su ironía; tengo que buscar si tiene más cosas parecidas, sería genial encontrarme unas cuantas aventuras de esta detective tan peculiar.

hace 2 años