LA GUERRA CARLISTA I: LOS CRUZADOS DE LA CAUSA VALLE-INCLÁN, RAMÓN MARÍA DEL

Nota media 8 Muy bueno 5 votos 2 críticas

Resumen

En Los Cruzados de la Causa, primera novela de la trilogía sobre Las Guerras Carlistas, ofrece don Ramón del Valle-Inclán una mezcla de realidad histórica y fantasía. Un alijo de armas oculto en la cripta de un monasterio gallego ha de ser transportado a la zona carlista y servirá de canalización del entusiasmo de los legitimistas gallegos, encabezados por el Marqués de Bradomín, admirador de la estética tradicionalista que vuelve a su tierra después de varios años de ausencia. Junto a él reaparecen otros personajes fundamentales de la literatura valleinclanesca como el heterodoxo don Juan Manuel de Montenegro y su hijo menor, Cara de Plata, vitalista y amante de la libertad.

2 críticas de los lectores

9

EMINENTE TRILOGÍA SOBRE LA ÚLTIMA GUERRA CARLISTA QUE PADECIÓ UNA DISCRIMINACIÓN PREJUICIADA, DADA LA CONFORMIDAD DEL AUTOR (CUYOS RESABIOS MODERNISTAS EXALTAN LA NOSTALGIA DE PROEZAS) CON EL CAPITÁN REPUBLICANO GARCÍA, FRENTE A LA SIMPATÍA DE UN GALDÓS POR EL CONTINUISTA ALFONSO XIII. ENTRONCADA CON LA NOVELA HISTÓRICA DEL CONRAD EXPERIMENTAL, NARRA SIN DIGRESIONES GALDOSIANAS HECHOS SIMULTÁNEOS, TAN SÓLO ESPORÁDICOS EN "LOS CRUZADOS...", A TRAVÉS DE UN ROSARIO DE ESCENAS IMPRESIONISTAS, PARA QUE EL PROTAGONISTA SE DESVANEZCA EN "EL RESPLANDOR..." ENTRE LA MASA QUE SUFRE LA GUERRA CIVIL. MIENTRAS QUE "GERIFALTES..." GIRA EN TORNO A UN CURA QUE HACE MÉRITOS POR MALQUISTARSE AUN CON LOS TRADICIONALISTAS. SON LAS CAMPESTRES GUERRILLAS QUE SIRVIERON AL TELEGRÁFICO BAROJA PARA EL VAGABUNDEO DE SUS PERSONAJES, QUE, AL DECIR DE ORTEGA, VAN POR UN LADO, Y LOS SUCESOS DE LA TRAMA, POR EL OTRO.

hace 2 años
8

Recuperando personajes de sus trilogías anteriores ( el marqués de Bradomín de las Sonatas y don Juan Montenegro y Cara de Platas de las Comedias Bárbaras ), en esta primera entrega de la trilogía el autor exalta el carlismo, presentando a sus seguidores como auténticos héroes que luchan por sus tradiciones y su fe, frente a las fuerzas centrales que luchan únicamente por sus intereses políticos y económicos. Sin embargo, y a pesar de los fuertes actos de patriotismo carlista que realizan personajes como la abadesa escondiendo armas en us convento o la madre que recrimina a su hijo el haberse unido a las fuerzas centrales, el personaje de Bradomín parece contradecir esta exaltación carlista, pues aunque no duda en poner sus tierras y haberes al servicio de los carlistas, parece hacerlo más bien por sentido del deber y de la tradición que por auténtico fervor carlista, que parece haberse agotado desde las Sonatas hasta aquí.

hace 8 años