LA JUDÍA MÁS HERMOSA GARCÍA CALDERÓN, FERNANDO

Nota media 8,6 Muy bueno 5 votos 2 críticas

Resumen

La historia de Susana de Susón,una judía sevillana en la convulsa España de los Reyes Católicos y en la intrigante Roma de los Borgia Susana de Susón, la más hermosa hembra de la Sevilla del siglo XV, es hija del acaudalado judío converso don Diego. Tan inocente como extravertida, pronto se tropezará con la Inquisición. Saldrá adelante con ingenio y bravura, en una existencia repleta de andanzas que la llevarán desde su ciudad natal hasta la Roma finales de siglo, la del pontificado de Alejandro VI, el poderoso papa Borgia. En La judía más hermosa, Fernando García Calderón se apropia de una de las leyendas hispalenses más populares para dar vida a un personaje que escapa del oscurantismo y sumisiones del Medievo para ganarse, por derecho, el dominio de sus propios actos. Susana de Susón, la Susona cuyo recuerdo impregna el barrio sevillano de la Santa Cruz, es el Renacimiento hecho mujer. Fernando García Calderón nació en Sevilla en 1959. Estudió Ingeniería de Caminos y actualmente reside en Madrid. Es autor de decenas de relatos que han sido reconocidos en los más prestigiosos certámenes del género, y ha publicado hasta ahora dos volúmenes de cuentos: El mal de tu ausencia (2000) y Sedimentos en un pantano (2005). Con su primera novela El vuelo de los halcones en la noche (1997), ganó el premio Félix Urabayen, y El hombre más perseguido (Algaida, 1999) obtuvo el premio Ateneo de Valladolid. Con posterioridad ha publicado las novelas Lo que sé de ti (2002) y La noticia (Algaida, 2006).

2 críticas de los lectores

8

Narrativa. La historia de Susana Susón cómo te lleva desde Sevilla previa a la Inquisición y corte de los Reyes Católicos a Roma y el mundo de los Borgia. Interesante y muy entretenida,

hace 1 año
9

LA JUDÍA MÁS HERMOSA, de Fernando García Calderón (Algaida, 2011) La belleza de la judía sevillana ilumina el camino tortuoso que lleva de Sevilla a Roma, y a través de su rastro de luz se vislumbran las bajas pasiones de los personajes más insignes. Susana de Susón, la Susona, no se pierde en la historia del siglo XV, se funde con ella; sufre, se rehace y, en cierto modo, vence una partida de ajedrez donde los Borgia, los Reyes Católicos o los inquisidores son piezas ingobernables. Porta las llaves de puertas pocas veces abiertas, las que dan paso al mundo de la prostitución hispalense, al de los gitanos (marginados literariamente en no pocas ocasiones) y al de la diáspora judía. La Susona brilla por ser hermosa y valiente, y la novela por su rigor histórico y amenidad, por resucitar el mito de aquella hebrea singular.

hace 3 años