LA MONTAÑA MÁGICA MANN, THOMAS

Nota media 7,51 Muy bueno 236 votos 27 críticas

Resumen

La acción de esta novela transcurre en un sanatorio de tuberculosos en Zauberberg, que recientemente ha sido noticia por su cierre definitivo, donde coinciden dos primos de caracteres muy distintos. Más que en los sucesos (el conocimiento con Clavdia Chauchat o con una pareja de peculiares y enfrentados pensadores, los pequeños conflictos generados por la convivencia entre personajes de muy distinta procedencia, el goteo constante de fallecimientos, etc.), el interés de la novela reside en la perfecta reproducción de la vida interior, afectiva e intelectual, de la amplia galería de personajes que despliega Mann ante los ojos del lector, todos ellos perfectamente individualizados e interesantes por sí mismos. A partir de ahí, las reflexiones sobre temas muy diversos que van desde la política hasta la estética, pasando por la naturaleza del tiempo, aportan una visión panorámica de la Europa de la época, con una profundidad realmente extraordinaria en la literatura de todos los tiempos.

27 críticas de los lectores

7

Me ha parecido un gran libro en general, es decir, que merece la pena leer, ya que trata de muchos temas fundamentales del ser humano, la enfermedad y su origen, diferentes aspectos filosóficos y políticos , ciencia, el amor y sus contradicciones, alquimia, lo paranormal... No me ha resultado pesado, a pesar de lo detallado y largos q son las descripciones, el autor evoca muy bien los escenarios y situaciones, lo que hace agradable la lectura. No me ha gustado esa especie de intervencionismo pedagógico de los personajes Settembrini y Naphta, es extremo en sus ejemplos y me hubiera gustado algo más de neutralidad. También me ha parecido un poco pomposo, clasista y con una visión limitada de algunos personajes femeninos, que supongo será influencia de la época sobre el autor (o no). La historia de amor le da viveza a la trama y te mantiene expectante. Y por último las reflexiones que hace sobre el tiempo son interesantes.

hace 4 semanas
9

Una obra inmensa, infinita. Tiene bastantes pasajes tediosos, excesivamente enrollados, que dificultan su lectura, pero que cuentan con una profundidad abrumadora. Hay gente que propone a los nuevos lectores que se los salten, ya que no son pocas páginas y su aporte a la sucesión de eventos no es crucial del todo, pero hay que decir que lo enriquecen y que al fin y al cabo, forman parte de su riqueza. Por definirla de alguna forma, diría que es una novela de formación del protagonista. Trata sobre la estancia de Hans Castorp en un sanatorio en las montañas, y de los eventos que vive allí. Es testigo de conversaciones filosóficas de un calado nada desdeñable, y principalmente, en esto radica la dificultad de la obra. Son charlas que se alargan bastante, y en las que hay que hacer un esfuerzo concienzudo para no perder el hilo. Pero también gracias a esto, es una obra que te deja muy marcado. Realmente te forma como lector, y te hace sentir cercano al protagonista como pocas veces habrás sentido. Tiene muchísimas lecturas por su enorme simbolismo y son realmente interesantes. Desde luego, no es una obra lúdica y ligera. Aún así, la propia trama, al margen de las conversaciones es francamente interesante, y cuenta con unos giros que me han emocionado intensamente; algunos momentos me han dejado hundidísimo y en otros he saltado de alegría. Además, la construcción de los personajes te deja con ganas de más, ya que son muy carismáticos y porque viven en una burbuja lejos de su origen; no sabes nada de su historia en la vida de "allí abajo" (del mundo fuera del sanatorio en las montañas), como dicen. Yo, personalmente, la recomendaría al cien por cien, pero recalcando que no es una obra fácil de leer. Exige mucho esfuerzo, pero merece la pena, y además, te marca para siempre.

hace 6 meses
10

Es una lectura en cierta medida complicada que, sin embargo, cualquier lector que se precie debe leer. Personalmente, creo que La Montaña Mágica constituye una cumbre, una cima de la literatura universal. Pocos libros me han llegado a proporcionar tanto placer: des de las descripciones magistrales del paisaje, de la anatomía humana y del ambiente del sanatorio (costumbrismo); las discusiones filosóficas que contraponen posturas dispares a través de un diálogo rico y estimulante. La novela tiene un fuerte componente simbolista en cuanto a los personajes y, en esencia, es una representación de cómo la joven República de Weimar y, a la vez, sus habitantes, se encontraban en un estado de debilidad y abulia mientras se presentaban ante ellos formas opuestas de ver el individuo y la sociedad. Contrapone la ilustración con el romanticismo, el vitalismo de Nietzsche con el comunismo de índole "mesiánica y escatológica" que gozaba de gran popularidad entonces en Alemania y las ideas ilustradas de la democracia liberal. Es un libro que versa, a la vez, sobre el tiempo, la muerte, la enfermedad, el amor, la amistad, la formación espiritual del individuo, la política, la filosofía, los distintos caracteres que se dan en la sociedad a través de las caracterizaciones magníficas de los personajes. Y todo con un fino toque de humor de mano de la hábil pluma de Thomas Mann, el genio a quien estaré eternamente agradecido por brindarme la oportunidad de leer semejante novela. Solo una advertencia: las primeras trescientas páginas pueden llegar a hacerse tediosas pero uno no puede desisitir, porque en esta novela, como en la vida misma, uno debe aceptar cierto grado de sufrimiento antes de alcanzar un bien superior. Hasta en la estructura se encuentra subyacente un principio filosófico, nietzscheano. En definitiva, una obra maestra.

hace 7 meses
10

He leído este libro unas cuatro veces. Es una obra difícil y por ello en cada una de las lecturas he podido comprender algo más y sacar nuevas ideas de ella. El autor escribió la obra partiendo de una experiencia propia. Cuando su esposa enfermó de tuberculosis él la llevó a Davos. Allí un médico le aconsejo someterse a observación médica por si él también estaba aquejado del mal. Thomas Mann salió corriendo de allí con una idea: escribir una novela breve. Sin embargo, Hans Castorp, protagonista de la novela, no huye de Davos cuando acude a visitar a su primo, sino que se somete a la sugerencia del médico. Y en el sanatorio es testigo de la actitud del hombre ante la enfermedad y él mismo lleva a cabo un aprendizaje vital. Para quienes lean por primera vez la obra, les aconsejo evitar los largos diálogos filosóficos entre Settembrini y Naphta. Son muy complicados (al menos para mí) y no aportan mucho a la trama. Una obra genial que sin duda volveré a leer

hace 9 meses
5

Acabo de terminar el libro, y he estado a punto varias veces de dejarlo por imposible. El principal objetivo de la narración, es transmitir el paso del tiempo, el tedioso paso de las semanas y los pensamientos filosóficos sobre la vida y la muerte, aunque creo que por alargar la narración, los personajes y conversaciones no tiene porque dar más sensación del paso del tiempo, sino que influye la calidad de la escritura y un guión bien estructurado. Para mi gusto, le sobran 500 páginas y le falta enganchar al lector con una trama más clara y menos filosofía enrevesada. Interesante pero muy pretencioso... Por cierto, el final para tirarse por la ventana!...

hace 1 año
10

Mi novela preferida, que he leído por lo menos tres veces, aunque la primera vez estuve a punto de no poder acabarla. El autor es capaz de crear un microcosmos fascinante que deviene una maravillosa metáfora del mundo, de la vida, y de la muerte. En ninguna otra novela se ha tratado tan profundamente el transcurrir del tiempo, con su carácter subjetivo y cíclico. Mi admiración más absoluta.

hace 2 años
10

Es un escenario en el que el tiempo, a medida que transcurre, cambia la forma de ver la vida para los que viven en un sanatorio de tuberculosos, muchas veces esperando la muerte, otras veces yéndose para luego regresar o no volver jamás. A pesar de lo extenso es una obra agradable para leer, si bien en ocasiones las discusiones filosóficas se hacen un tanto complejas, la personalidad de los individuos involucrados (Setembrini y Naphta) y de los distintos personajes hacen que no sea del todo una lectura pesada. Es una historia con momentos tristes, otros de profunda reflexión y algún tinte de humor, aunque el final es un tanto inesperado.

hace 2 años
8

Muy interesante, llena de pensamiento filosófico, pero le falta inspiración, por eso es aburrida, solo brilla en la escena de la declaración de amor y en la tormenta de nieve. No entiendo porque todo el mundo lee esta obra y se olvida de la tetralogía, "José y sus hermanos", que es muy superior a la Montaña mágica, y mucho mas inspirada.

hace 2 años
6

La historia del protagonista y el descubrimiento de nuevas experiencias es lo que mas me gustó. Vemos como cambia su forma de ver el mundo ,como cambia la forma de relacionarse con las personas y esto resulta interesante y quieres ver a donde le lleva.Pero la parte filosófica del libro,donde predominan las disertaciones y discusiones entre algunos personajes,me hicieron desesperarme un poco y tener ganas de pasar paginas sin leer.Ladrillaco por momentos. Lo acabe solo por ver como acaba su "viaje"personal.

hace 2 años
4

Lo siento, no he podido acabarlo, hice el esfuerzo, no me gusta dejar los libros a medias pero en este caso iba por la mitad y me parecía denso, monótono, aburrido, si le valoro con 4 puntos es porque esta magníficamente escrito y sus descripciones son de genio. Estoy cometiendo un sacrilegio pero veía que cada día era una tortura ponerme a leer. Quizás en el futuro lo retome con fuerzas y ganas visto los comentarios tan positivos que genera.

hace 2 años
9

Una obra memorable, el existencialismo elevado a la categoría de filosofía irreemplazable.

hace 2 años
6

Un libro interesante, sobretodo para aquellos a quién les gusta los temas filosóficos y existencialistas, pero eso si, lo tienes que coger con ganas y con tiempo, ya que como la vida misma, en algunos capítulos se hace monótono.

hace 3 años
7

Contada a través de las vivencias de un joven estudiante de ingeniería que después de largos días examinándose es recomendado a tomarse semanas de descanso y a causa de ello decide visitar a su primo en un sanatorio para enfermos tuberculosos, ubicado en las montañas. Está llena de reflexiones esta historia, reflexiones sobre la vida, la muerte, el transcurrir del tiempo, del sufrimiento, de mil cuestiones transcendentales...todo ello narrado en un estilo muy filosófico y con un punto muy nostálgico, místico, el clásico estilo de un enfermo, aburrido y solo. Resulto muy ameno al principio, muy interesante, cuando vamos conociendo al protagonista, a su primo a todos los pacientes más peculiares de la historia y los sentimientos y vivencias de cada uno de ellos. Engancha fácilmente, porque te cubre de un velo de misticismo, muy enriquecedor ya que aporta mucha sabiduría y a mi al menos me ha gustado todos esas "discusiones" entre los protagonistas sobre cualquier tema tan discutible. Es cierto que a partir de la mitad o antes incluso se empieza a divagar un tanto con tantas reflexiones y monólogos que el protagonista nos aporta, termina cansando un tanto porque se te hace el libro más largo a causa de ello, ya que de corto no tiene nada, es muy extenso, así que a pesar de ser un libro interesante, se excede mucho y se fastidia cuando empiezan a entrar más y más personajes que desde un principio no tenían que haber aparecido. Aún así es un libro de los que "hay que leer".

hace 3 años
9

El libro puede parece parecer y en realidad es muy extenso pero no le sobra nada. Los comentarios filosóficos y existencialistas me parecen muy interesantes y reflejan al mismo tiempo el conflicto interno del personaje. Todos en realidad vivimos conflictos similares siendo bombardeados o queriendo ser incluidos en ocasiones forzosas por ideas. A quienes les parece muy pesado les quebrará la cabeza un comentario anexo del mismo autor en el que recomienda leer el libro 2 veces, yo ya lo termine pero me daré un descanso antes de subir nuevamente a la montaña.

hace 3 años
10

Narra la estancia de un joven de origen aleman en un sanatorio en Davos a principios del S. XX. Puro constumbrismo...

hace 3 años
3

EL SANATORIO DE TUBERCULOSOS RECUERDA AL "CASTILLO" KAFKIANO, MÁS ACCESIBLE QUE ESTE HINCHADO Y FARRAGOSO NOVELÓN ENSAYÍSTICO, DONDE PECHAMOS EN UN CENTENAR DE PÁGINAS CON EL PRIMER DÍA DEL VISITANTE, PARA ASISTIR A PROFUSOS DIÁLOGOS MATIZADOS AL MODO DE PARTITURA ROMÁNTICA SOBRE ENFERMAR Y MORIR. LECTURAS FILOSÓFICAS QUE RECOMIENDO SON "CRÍTICA DE LA FILOSOFÍA KANTIANA" Y "EL MUNDO COMO VOLUNTAD Y REPRESENTACIÓN I I".

hace 3 años
6

Tengo el libro en dos tomos. Reconozco que sólo me he leído el primero y no tengo mucha intención de pasar al segundo, de momento. El libro es denso, claro, uno hay que saber dónde se mete. La narración es interesante pero cuando aparece Settembrini ya sabes que te tocan unas cuantas páginas tediosas. Sí lo recomiendo, pero con calma.

hace 4 años
9

Novela magnífica, compleja, con un personajes interesantísimos y de gran profundidad psicológica. Es fácil de leer, menos algunas páginas donde las divagaciones filosóficas son un poco difíciles de seguir, Pero vale la pena leer La montaña mágica. Trata muchos temas interesantes: sobre política, arte, literatura, cultura en general, enfermedad, muerte, fenómenos sobrenaturales, etc... http://laislaliteraria.forogratis.mobi/t1437-la-montana-magica-thomas-mann

hace 5 años
9

Un libro excelente. Pese que en algunos momentos, las discusiones filosoficas se puedan hacer algo pesadas, es un libro imprescindible, donde un sanatorio de tuberculosos, se convierte en un mundo totalmente ajeno a la convulsa epoca en que vivian, donde el tiempo es algo relativo.

hace 6 años
4

Todo un tratado de filosofía, reconozco que no es un libro cualquiera. Pero tampoco es para que lo lea cualquiera. Me ha resultado espeso, largo, árido, aburrido. Aunque reconozco que en algunas partes me ha entretenido mucho, en general, me ha costado leerlo y no es el tipo de lectura que me gusta.

hace 6 años