Resumen

Moreno regresa con pasaporte inglés a un Madrid de sotanas, uniformes y corralas para reencontrarse con una familia muy distinta de la que dejó atrás. Su mujer, Luisa, busca el alivio de sus miserias en grotescas sesiones de espiritismo; su hija menor, Amelia, vive recluida en su cuartucho entre arrebatos de beatería y autocompasión por su débil salud; el mediano, Juan, busca asidero en su dogmática militancia comunista; y Pedro, el mayor, se ha convertido en un falangista sin convicción que trata de medrar a cualquier precio dedicado al estraperlo, el proxenetismo y el tráfico de drogas. La llegada de Antolín alterará drásticamente sus vidas, creando conflictivas expectativas y despertando viejos fantasmas. Con La raíz rota, hasta ahora inédita en España, Arturo Barea abordó desde la ficción aquello que en su célebre trilogía -La forja de un rebelde- no pudo completar desde el relato autobiografíco: el retorno del exilio y la experiencia del desarraigo.

1 críticas de los lectores

6

Diez años después de la finalización de la guerra, el protagonista de esta novela (alter ego de Barea), regresa a una España y un Madrid que nada tienen que ver con lo que dejó en las postrimerías de la Guerra Civil. El estraperlo, la sotana, la prostitución encubierta, la beatería, la miseria y la carestía e incluso el esoterismo conviven en la sociedad cainita y poco de fiar con que se encuentra Antolín Moreno. Si bien todo este repaso social es notable y la Raíz Rota es una verdadera obra de ficción, cosa que no lo era la Forja de un Rebelde, esta obra de Arturo Barea contiene algunos errores narrativos de bulto que provocan que no alcance toda la intensidad que en determinados momentos parece estar a punto de alcanzar la historia. De cualquier manera, el dibujo de los personajes me parece muy correcto y desde luego recomiendo su lectura. AS

hace 4 meses