Resumen

Escrita a lo largo de 1889, en una etapa dominada por una crisis ética y personal, así como por la revisión de diversos principios morales, Lev Tolstói (1828-1910) quiso reafirmar en "La sonata a Kreutzer" los valores del espíritu frente al precipitado fluir de las pasiones y los sentidos. En muchos aspectos trasunto novelado de su relación con su esposa Sofía Andreievna, así como de episodios reales, la novela, en la que se revela la influencia del naturalismo, es un minucioso y despiadado análisis de una relación matrimonial común en la sociedad enferma en la que los protagonistas se mueven, realizado a través de la visión crítica y dolorida de un espíritu atormentado por la mediocridad y la fragilidad de la naturaleza humana.

2 críticas de los lectores

7

Interesante disertación sobre las relaciones entre hombres y mujeres y, particularmente, dentro del matrimonio. Comparto algunas de las reflexiones del protagonista si bien habría que adaptarlas a estos nuevos tiempos en los que ha habido notables avances en igualdad. Sin embargo, persisten todavía diferencias que, en buena medida, me gustaría pensar que se deben a un lastre mental del pasado.

hace 2 años
8

Reseña completa en: http://www.sopadelibros.com/review/3710 Ante todo, “La sonata a Kreutzer”, es un libro amargo, duro y crítico que, al hilo de la realidad cínica descrita, van brotando polifónicamente temas existenciales, morales, sociales, espirituales, etc. Una letanía de punzantes tesis que se manifiestan al profundizar en el sacro sentimiento del Amor y su “inherente, natural y consabido” fin: el matrimonio. El discurso-confesión del criminal va más allá del componente purgativo, es una catarsis que desnuda su alma y el análisis trasciende hacia la esencia del ser humano dentro de la farsante sociedad donde se desenvuelve. En este dolido testimonio, el uxoricida da un pormenorizado repaso desde su juventud hasta el aciago crimen; una revisión reflexiva que señala los artífices reales que posibilitan y fomentan los hábitos que convergen ante tal horrenda muerte. El exhaustivo estudio comienza desmitificando ese sentimiento tan idolatrado, venerable y feliz que llamamos Amor. El denominado amor ideal y sublime sólo está amparado por la literatura, una falsedad que tiene arraigo en nuestra mentalidad más joven. Luego las relaciones que suscitan dicho afecto, acompañado de la pasión, siguen el mismo camino falaz. Pozdnysehev describe sin ambages estos amoríos basados en la hipocresía de la relación de pareja animados por las costumbres sociales realmente pútridas. El análisis aporta multitud de materias afines: sexo, placer, prostitución, vicio, humillación, la desigualdad de la mujer, ambición, matrimonio, felicidad, educación de los hijos, rutina, celos, odio, muerte. Si bien estos variados asuntos están comprendidos en una mentalidad y época decimonónica, no dejan de ser problemas coetáneos y, por tanto, eternos. Las ideas y dudas planteadas están en vigor, la mayoría de los pensamientos (estando de acuerdo o en disconformidad) harán al lector ejercitarse en la reflexión de nuestra “civilización” y tomar en consideración ciertos aspectos con ese determinado punto de vista.

hace 4 años