Resumen

La presente es una nueva compilación de anécdotas y parábolas que cumplen la misma función de las anteriores, vale decir, contribuir a la difusión de mensajes que contengan un reforzamiento de aquellos valores que ayuden a mejorar la suerte de nuestras sociedades latinoamericanas. Desde el año 2000, cuando emprendimos este camino editorial, ya podemos presentar nueve libros (seis de compilaciones y tres de autoría propia en temas administrativos) que son un aporte cultural del cual nos sentimos varias veces satisfechos. La primera, y tal vez la más importante satisfacción, consiste en que, como pareja, hemos tenido la oportunidad de hacer un trabajo conjunto en total sintonía y compenetración, lo cual nos ha fortalecido como personas y en nuestra relación cotidiana. El acercamiento a los temas de los valores humanos ha puesto a prueba nuestra coherencia y nuestro testimonio vital, no quedando ninguna duda en cuanto a que hemos intentado practicar lo que enseñamos, y viceversa. Esta conducta acorde nos permite estar a salvo de simulaciones, pero también ha sido como una gran fuerza de aglutinación al convertirnos en socios en esta atractiva aventura de vivir y de vivir juntos. Una segunda satisfacción consiste en la certeza de que estos libros nuestros han llegado a personas y lugares insospechados, suministrando enseñanzas que se derivan autónomamente de las propias reflexiones de los lectores. Tal parece que hemos alcanzado a dejar una huella significativa en muchas gentes, de quienes esperamos ver que nuestros mensajes se reflejen en su actuar cotidiano como padres, hijos, maestros, líderes, ciudadanos y miembros de comunidades que buscan una mayor tolerancia y convivencia y, por este camino, mediar en las condiciones de paz de nuestros países. Con esta compilación creemos haber cubierto (con más de cuatrocientas historias, anécdotas, fábulas y parábolas), un espectro muy amplio de temas. Sin embargo, no sobra insistir en que nuestro principal aporte ha radicado en el criterio de selección y la reescritura de textos, pues la producción a veces responde a otros autores que hemos citado cuando quiera que reconozcamos las fuentes. Muchas de estas historias circulan sin autoría conocida en libros, revistas, blogs y en la inmensa red de Internet -aún las versiones nuestras, las que solemos reconocer por su composición y redacción, principalmente. Una satisfacción adicional es haber conocido personalmente a muchos promotores de Círculo de Lectores, a los directores y vendedores de librerías, a maestros y líderes escolares y comunitarios que, en la presentación de nuestros libros, nos han animando a continuar en esta labor. A ellos muchas gracias, pues su estímulo ha mantenido viva la llama para proseguir en nuestra docencia. Muchos amigos y amigas, bastantes de ellos corresponsales de nuestros correos electrónicos, verán plasmados aquí sus aportes y, como tales, son copartícipes de este tipo de ensayo de formación en valores que hemos emprendido. Solamente nos queda decir que ojala esta nueva selección tenga el alcance de servir a nuestros lectores de siempre, y a los nuevos, de tal modo que puedan utilizar estas pequeñas historias en las introspecciones propias, en la educación de sus hijos, en las aulas y en los ambientes culturales; igualmente, aplicar dichas lecciones, cuando se pueda, en la reconstrucción del tejido ético y social de nuestras comunidades.