LAS LÁGRIMAS DE ISIS CABANAS, ANTONIO

Nota media 6,8 Bueno 5 votos 2 críticas

Resumen

Esta es la historia de una mujer que desafió el orden establecido para convertirse en el faraón más poderoso de Egipto. Gobernó en el momento de máximo esplendor del país, cuando su ejército era el más fuerte del mundo y el reino disfrutaba de gran prosperidad. Y dejó un inmenso legado en forma de obras arquitectónicas que hoy en día nos siguen fascinando.

Con rigor y un estilo tan mágico como el tiempo que retrata, Antonio Cabanas nos sumerge en su vida: su infancia, marcada por la influencia de su abuela Nefertary; su primera juventud, en la que sufrió la preeminencia de sus hermanos sobre ella; y su etapa posterior cuando, convencida de sus cualidades para gobernar, persiguió sus ambiciones con la ayuda del sacerdote y arquitecto real Senenmut. Él fue su cómplice en las intrigas palaciegas y juntos vivieron una apasionante historia de amor que ha trascendido hasta nuestros días.

Una novela magistral en la que el Antiguo Egipto se despliega ante nuestros ojos en toda su grandeza a través de una de sus protagonistas más carismáticas.

2 críticas de los lectores

5

Es con diferencia el peor libro de Cabanas. Si afirmas algo, tienes que asegurarte de poder mantenerlo. En la vida real, todo el mundo tiene sus pequeñas y grandes contradicciones, pero en lo básico las personas son consistentes. Senenmut se nos presenta como alguien independiente, inteligente, de fuerte personalidad, pero con el asunto de Astarté todo se volatiliza. No es que se lance a la pasión y la sensualidad, ni la locura del amor, es que se muestra débil y dependiente. MUY débil y MUY dependiente. Y luego nos tenemos que creer que se convertirá en un sólido estadista... Una relación entre dos personas de carácter fuerte hubiese tenido más lógica y además dramáticamente hubiese sido más interesante. Cosa parecida pasa con Hatsepsut, se dice que lleva a Sejmet dentro. Otra personalidad fuerte, imperiosa, incluso agresiva, pero en realidad en el libro no es más que una niña mimada a la que a la primera dificultad le entran las dudas y tiene que venir alguien a guiarla. Luego parece que todos los personajes tienen una mente preclara: Nefertari puede ver todos los movimiento del 'juego', Senenmut de un vistazo conoce el corazón de las personas, Hatsepsut tiene asimilado Egipto como nadie, Ineni, Pennefer, etc.... ¿Y qué hacen con ese sentido arácnido? pues nada, que pase el tiempo y ya se verá... Porque esa es otra, no se paran de hacer referencias a intrigas, al 'juego' y las 'fichas', a acender por la pirámide, a avanzar posiciones... pero lo único que hacen los personajes es verlas venir. Excepto Mutnofret, la única que se lo curra un poco, que se encarga de mantener a Tutmosis contento en el catre, lo que es bastante básico y transparente como para llamarlo intriga, y más siendo su mujer...

hace 2 meses
9

Un placer leer una nueva história de Antonio Cabanas, como siempre muy bien escrita. Excelente libro, quizás en mi humilde opinión el apartado dedicado a la juventud de Senenmut un poco largo

hace 3 meses