LAS PUERTAS DEL PARAÍSO RIESCO, NEREA

Nota media 7 Muy bueno 7 votos 3 críticas

Resumen

La fascinante historia de un joven cristiano ciego y la hermana de un rey musulmán que se amaron por encima de credos y fronteras durante la Reconquista, una época marcada por la intolerancia y la violencia 1482. Yago es un muchacho invidente que, junto con su padre, se une a la Corte de los Reyes Católicos, quienes se hallan inmersos en su cruzada contra los infieles. Se han instalado en Sevilla y la cocina de los Reales Alcázares se convierte en su mundo, un presente gris y monótono del que el joven escapa con los ojos de la imaginación. El azar lo llevará a descubrir su verdadera vocación: la música. Pero no todo es amable a su alrededor: Oreste Olivoni, el despótico encargado de las obras del palacio real, siente una profunda animadversión hacia él y hacia su padre, y no duda en ejercer su influencia para hacerles la vida insoportable. Mientras Yago avanza hacia la madurez, los Reyes Católicos prosiguen con su afán de Reconquista. La Guerra de Granada se salda con la captura del rey Boabdil, lo que supone un cambio importante en la vida del joven. Al lado del Sultán, Yago descubre la existencia de otro mundo más allá de las fronteras del reino cristiano, lejos de la terrible amenaza de la Inquisición, y toma la decisión de refugiarse allí. En los sensuales jardines del harén, abiertos para él debido a su condición de invidente, Yago conoce a Nur, la rebelde y bella hermana de Boabdil. Entre ambos surge una atracción incontrolable, arrolladora e incomprendida por todos, pero destinada a perdurar por encima del odio que enfrenta a ambos pueblos.

3 críticas de los lectores

10

EXCELENTE. Libro con una prosa bellísima, de gran calidad literaria. Muy culto, aporta muchos conocimientos. Recomiendo su lectura, más bien de obligada lectura, a aquellos que gusten de novela histórica.

hace 2 años
8

Una novela hermosa que cuenta parte de la historia del reinado de los Reyes católicos centrándose especialmente en la conquista de Granada. La parte histórica es bastante conocida por todos y quizás ya no aporte nada nuevo pero la historia del joven Yago merece la pena por la ternura que inspira y por lo luchador que es.

hace 2 años
3

Una decepción. A pesar de estar bien contado los errores históricos son garrafales, como por ejemplo mencionar recetas con patatas, pimientos y tomates cuando todavía no se ha descubierto América (la acción transcurre antes), tratar a los artistas (todavía considerados artesanos) como si de personas de alto rango se tratase (casan a uno de ellos con una dama de la reina), bautizar a uno de los personajes con el nombre de Concepción (el dogma se aprueba en el siglo XVII), dotar a las capillas de bancos, etc, etc. La novela está plagada de ellos. Y para más inri un mero artesano o artista de la época da órdenes ¡al mismísimo Torquemada!.

hace 3 años