Nota media 6,82 Bueno 17 votos 2 críticas
  • GéneroNarrativa
  • EditorialSEIX BARRAL
  • Año de edición2011
  • ISBN9788432214035
  • ISBN digital9786070711763
  • Idioma Español

Resumen

Una mujer indomable, un espíritu rebelde... una leyenda. Una de esas novelas que uno, simplemente, no puede perderse. Estaba destinada a crecer como la rica heredera de un magnate de la industria textil, pero desde pequeña supo que era diferente, que su capacidad de ver lo que otros no veían, la convertía en especial. Desafió las convenciones sociales, a sus padres y maestros, y rompió cualquier atadura religiosa o ideológica para conquistar su derecho a ser una mujer libre, personal y artísticamente. Leonora Carrington es hoy una leyenda, la más importante pintora surrealista, y su fascinante vida, el material del que se nutren nuestros sueños. Leonora vivió la más turbulenta historia de amor con el pintor Max Ernst. Con él se sumergió en el torbellino del surrealismo, y se codeó en París con Salvador Dalí, Marcel Duchamp, Joan Miró, André Breton o Pablo Picasso; por Max enloqueció cuando fue enviado a un campo de concentración. A Leonora se la confinó en un manicomio de Santander, del que escapó para conquistar Nueva York de la mano de Peggy Guggenheim. Se instaló en México y allí ha culminado una de las obras artísticas y literarias más singulares y geniales. No es la primera vez que Elena Poniatowska retrata como nadie a una mujer excepcional. La increíble vida de Leonora Carrington es, en sus manos, una aventura apasionante, un grito de libertad y una elegante aproximación a las vanguardias históricas de la primera mitad del siglo XX. (Premio Biblioteca Breve 2011).

2 críticas de los lectores

7

"Leonora" es más que una biografía sobre una amiga muy querida de la misma autora, Elena Poniatowska. Es una introducción hermosa sobre el maravilloso mundo del surrealismo y artistas afines a este movimiento artístico. Es toda una galería de arte como si estuvieras recorriendo embelesado los pasillos de los museos que exponen en pinturas la imaginación desbordante que llega a unos extremos tanto fascinantes como aterradores. Cabe destacar que aprovecha la autora hacer un durísimo ataque a las técnicas artísticas donde se cree que un urinario es una obra de arte, una caja de zapatos en un banco o una instalación de luces como si fuera algo maravilloso cuando en realidad es nulamente importante. El verdadero museo tanto para Carrington como para Poniatowska es apreciar pinturas de Bosco, Goya, Arcimboldi, Picasso, Lautrec, etc. Mezclando este libro con una entrevista hecha por la autora española, Soledad Puértolas, en marzo de 2011, en donde invitaron a la autora mexicana a España para hablar sobre mencionado libro podremos conocer más a fondo todo lo que transmitió Poniatowska en su aclamada obra vanguardista. Allí hace todo un recorrido a lo largo de 500 páginas sobre la vida intensa de Leonora Carrington. Empezando con unos pasajes en Inglaterra donde se muestra una niña rebelde que hacía molestar mucho a sus padres al meterla sin éxito a varios conventos con tal de controlarle su imaginación. También con un contraste interesante de todos los contextos políticos, sociales y económicos de las épocas por las que recorre la misma pintora surrealista. Podremos ver de primera mano la Segunda Guerra Mundial, los aterradores campos de concentración, la Guerra Civil Española, la matanza y ataques feroces a la población estudiantil de la Ciudad de México en Tlatelolco de 1968. También su vida en Nueva York donde conoció a muchos críticos de arte quienes le sugerían no irse a México con tal de evitarle disgustos de una posible vida donde muriera de hambre. Elena nos mete de una forma increíble a la misma mente y cuerpo de Carrington y podríamos conocer a artistas mexicanos como Renato Leduc, Alfaro Siqueiros, Diego Rivera, Carlos Fuentes, Carlos Monsiváis, Remedios Varo o extranjeros como Edward James, Emerico Weisz, Peggy Guggenheim, Robert Capa, entre otros. Además de ser una biografía muy bien narrada, es un homenaje al arte anglo - mexicano con toques surrealistas. Es la muestra de un gremio de intelectuales quienes sufrieron revoluciones y experiencias realmente abrumadoras que incluso pusieron en juego sus vidas. Considero que es una forma empática de conocer a los artistas que tienen en muchas ocasiones una imaginación ilimitada donde tristemente son incluso juzgados por la sociedad como seres extraños y locos. Ante esos prejuicios, obviamente podremos sufrir como ella, lógicamente en menor medida, su encierro en un manicomio de la alta sociedad en Santander, hospital psiquiátrico donde eran internados condes, duques e incluso príncipes. Nos narra Elena los tormentos que la surrealista sufrió así como la tortura del Cardiazol, un medicamento prohibido por el ataque al cuerpo del paciente. Experiencias como las antes narradas en esta presente crítica, podremos ver apenas una pequeñísima prueba de todo lo que trata este magnífico libro que bien merecido tiene su "Premio Biblioteca Breve 2011". Una historia trepidante y apasionante que nos entrega no solamente la vida de una mujer que sufrió y aún así logró salir adelante, sino que es una absoluta obra feminista sobre una mujer que también luchó por la defensa de los animales. "Leonora" es todo un grito de aventura y de libertad.

hace 4 meses
2

Hacía mucho tiempo que no dejaba abandonado un libro y este me ha hecho abandonar mi buena racha. Será por el subrealismo, pero no me ha calado y despues de uan semana solo iba por la página 50, mala señal.

hace 8 años