MI HERMANO PERSIGUE DINOSAURIOS MAZZARIOL, GIACOMO

Nota media 6,83 Bueno 10 votos 1 críticas

Resumen

Tienes cinco años, dos hermanas y deseas con todas tus fuerzas un hermanito para jugar a cosas de chicos. Un día tus padres te anuncian que tendrás a ese hermano y que será especial. Estás loco de alegría: especial para ti significa «superhéroe». Tras su nacimiento, poco a poco entiendes que sí, que es distinto a los demás, pero que lo de los superpoderes no acaba de ser verdad. Al final descubres las palabras «síndrome de Down», y tu entusiasmo se transforma en rechazo, incluso en vergüenza. Deberás atravesar la adolescencia para darte cuenta de que tu idea inicial no estaba tan equivocada y dejarte contagiar por la vitalidad de Giovanni hasta concluir que quizá sí es un superhéroe de verdad. Y que, en cualquier caso, es tu mejor amigo.

1 críticas de los lectores

6

MI HERMANO PERSIGUE DINOSAURIOS, de Giacomo Mazzariol (Ed. Nube de Tinta, 2017) Regresar, por qué no, a esa etapa en la que todas nuestras certezas caen por sí solas; retornar a la adolescencia de la mano de un escritor adolescente; volver a un tiempo donde las verdades absolutas son sólo mitad verdad y mitad mentira. Así se podría interpretar esa persecución de dinosaurios a la que alude el título, en andar lo desandado. ¿Los maquinistas de ese viaje de vuelta? Giacomo y Giovanni, tan distintos, tan hermanos. Giacomo escribe de forma sencilla, la vida lo es en cierto modo, y lo hace sobre una verdad: el amor que siente por Gio. Ama a su hermano pero lo oculta a los demás. Finge que no existe. ¿Qué pensarían los compañeros de clase cuando supieran que es Down? Gio, en cambio, no escribe, es el rey de los dinosaurios y hace malabares con la realidad de los demás. Es un chico forzado al anonimato hasta que Giacomo se arma de valor: ¿Acaso se está tan mal imaginado que los dinosaurios no muerden y que las hojas de los árboles dan una sombra gigante? Cuando redescubre a su hermano y lo muestra al mundo, la farsa se quiebra, comienza una nueva función, la del amor sin medida: Estás en el aire, en el agua, en la tierra y en el fuego. Estás en medio de mí. Y dentro de mí. Cuando necesites un poco de fuerza, yo estaré a tu lado, sabes eso, ¿verdad? Yo tengo toda la fuerza que hace falta. La tengo para mí y la tengo para ti

hace 2 años