Resumen

Tras la boda de su hija Katerina, el comisario Kostas Jaritos decide tomarse unos días de descanso y viajar con Adrianí, su temperamental mujer, a Estambul, ciudad estrechamente relacionada con la historia de Grecia. Así pues, mezclado con cientos de turistas, Jaritos se lanza a admirar iglesias, mezquitas y palacios mientras degusta la gastronomía del lugar y discute no sólo con su mujer sino también con los miembros del grupo con el que viaja. Sin embargo, todo se tuerce cuando algo aparentemente tan nimio como la desaparición de una anciana en un pueblo de Grecia se convierte de pronto en un caso de asesinato, pues informan a Jaritos de que han encontrado muerto a un pariente de esa anciana... y de que ésta se dirige a Estambul. Jaritos tendrá que trabajar codo con codo con el suspicaz comisario turco Murat, e irá internándose en la pequeña comunidad que conforman los griegos que todavía, tras el éxodo masivo que protagonizaron en 1955, permanecen en la ciudad.

2 críticas de los lectores

6

Diría que se trata de novela gris antes que negra. El interés de la historia, en mi opinión, se concentra más en lo inusual de los actos y los personajes que en la investigación de los crímenes, la cual se reduce a una especie de persecución a partir de entrevistas bastantes obvias. El estudio de la relación entre griegos y turcos supone un valor adicional de la novela.

hace 2 años
8

Excelente libro para descubrir los secretos de LA capital de Medioriente. La perspectiva griega que pone el autor permite al lector plantearse de nuevo el sentido de la historia y de la identidad de una nación que sueña con glorias pasadas.

hace 5 años