Nota media 7 Muy bueno 1 voto 1 críticas
  • GéneroInfantil y juvenil
  • EditorialANAYA
  • Año de edición2019
  • ISBN9788469848081
  • ISBN digital9788469857526
  • Idioma Español

Resumen

XVI Premio Anaya de Literatura Infantil y Juvenil, 2019. Marina ha descubierto que su corazón ya no le pertenece, ya no es dueña de él. Se ha enamorado de Eugenio, el chico con el que sale, y poco a poco va descubriendo que tampoco es dueña de sus actos. ¿Por qué se va alejando de sus amigos? ¿Por qué Eugenio impone siempre su voluntad? La brusca ruptura de la relación complicará aún más las cosas. ¿Podrá vivir con el corazón devorado por serpientes? ¿Podrá vivir con la certeza de que el tiempo no cura nada, sino que es la perdición de todas las cosas? ¿Podrá encontrar el final de su zozobra? Edad recomendada: a partir de 14 años.

1 críticas de los lectores

Marina es una joven que se ha enamorado de Eugenio, un compañero de clase. Empiezan a salir y, sin apenas darse cuenta, comienza a alejarse de sus amigos y a hacer, sin rechistar, todo lo que Eugenio le exige.
Ella no es consciente de cómo se ha perdido a sí misma. Él la hace dudar de cada cosa que dice o hace y en su afán por hacerle feliz, deja de ver a su mejor amiga simplemente porque él no la soporta.
Ahora que han roto, le asaltan las dudas: ¿fue Eugenio siempre así? ¿Ha tomado la decisión correcta al dejarle? ¿Debería intentar recuperarlo? Aunque cuenta con la ayuda de sus padres y amigos, debe ser ella quién elija su destino.
Alfredo Gómez Cerdá narra en Ninfa rota una historia de acoso y maltrato, pero lo hace desde un prisma poco habitual: alternando la historia de Marina con sueños y recuerdos que la protagonista va escribiendo en un diario.
El autor expresa el dolor, la rabia y las dudas de Marina a través de la prosa, la poesía y de escenas teatrales protagonizados por un fauno y una ninfa. Ambas criaturas mitológicas, claras representaciones de la pareja, dejan entrever lo que Marina no se atreve a reconocer.
Una novela llena de lirismo que nos muestra lo fácil que es perderse a uno mismo cuando dejas que sea otro quien domine tu vida y decida desde qué ropa debes ponerte hasta con quién puedes hablar. También lo difícil que es volver a encontrarse a uno mismo cuando una persona así te ha destrozado la vida. (Ana García, 28 de octubre de 2019)

hace 1 mes