Resumen

Un hombre se convierte en estatua en el momento en el que abraza a su perro por última vez. Una mujer explica a su doctor que no entiende cómo su marido ha podido hender un hacha sobre su cráneo al tumbarse en la cama. Un niño, acompañado de un puma pasea a lo largo de un canal donde se cruzará con su padre en un encuentro crucial. Este padre, que en un último relato, -el más autobiográfico sin duda alguna-, no se ha paseado jamás de la mano de su hija y está viviendo sus últimos días en una horrible ciudad industrial que jamás le ha gustado. Kristof ha escrito estos relatos, que transmiten una atmósfera extraña y perturbadora, a lo largo de los años desde su exilio en Suiza en 1956.

2 críticas de los lectores

6

Con el primer relato del hacha me lo pase muy bien, de un humor absurdo que te hace reír. Pero en el resto hay de todo, surrealistas, tristes, normalitos y algunos que no he llegado a comprender. Después de leer la analfabeta, sinceramente, pensé que este libro estaría bien pero, para mí, pasa sin pena ni gloria. Fácilmente olvidable pero está bien para desconectar de otras lecturas.

hace 7 meses
6

El libro es un compendio de veintiséis relatos breves de la autora, la mayor parte no pasan de dos o tres páginas. Alguno me ha parecido excelente, la mayoría me han gustado y también ha habido alguno que no he llegado a entender qué es lo que pretendía expresar la autora. Traslucen una atmósfera melancólica y extraña, y fluyen entre la nostalgia y el absurdo. La narrativa es escueta pero impactante. En conjunto me ha gustado, aunque no me atrevo a recomendarlo, por la extraña sensación que te dejan sus historias.

hace 5 años