NOSTALGIA CARTARESCU, MIRCEA

Nota media 8,14 Muy bueno 12 votos 5 críticas

Resumen

Nostalgia, la obra que consagró a Mircea Cărtărescu como la voz más potente de las actuales letras rumanas, constituye una auténtica revolución literaria. El volumen, de una calidad prodigiosa, se abre con El Ruletista, que narra la improbable historia de un hombre al que nunca le ha sonreído la suerte, pero que, sorprendentemente, hace fortuna participando en letales sesiones de ruleta rusa. En El Mendébil, un mesías impúber de aires proustianos pierde sus poderes mágicos con el advenimiento de su propia sexualidad, y se ve perseguido por una legión de jóvenes acólitos. En Los gemelos, Cărtărescu se entrega a la bizarra exploración de la ira juvenil, hasta desembocar en la pieza central del libro, REM, que narra la historia de Nana, una mujer de mediana edad, enamorada de un estudiante de instituto en una Bucarest pesadillesca, enciclopédica, que se eleva a la categoría de ciudad universal.

5 críticas de los lectores

7

Una recopilación de cuentos que destacan por su originalidad, elaboración (no exenta de una cierta complicación) y bella factura. El Ruletista, brillante, El Mendébil, no tanto, con Gemelos vuelve a subir el nivel, REM está bien pero quizás demasiado largo y fantasioso y, finalmente, El Arquitecto, difícilmente clasificable. Una lectura, a todas luces, interesante.

hace 2 meses
9

Magnífico escritor, solemne y un tanto barroco, textos para degustar, para leer con ganas. Es de la estirpe de los poetas que todo lo que tocan lo hacen bello. Es un buen libro para descubrir a este autor ya que se trata de un conjunto de relatos, unos más largos que otros, donde se degustar la esencia del rumano. El único problema que tiene es que el Ruletista arrasa con todos los demás relatos.

hace 1 año
8

Tiene valor de antología, a través de la cual Cartarescu demuestra ser uno de los grandes escritores europeos del momento, una especie de Cortázar quizás con más trama y, aún cuando su prosa sea excelsa, algo menos de brillo. El volumen está compuesto por dos relatos y tres novelas breves. El ruletista, primer relato, va a quedar gravado en el lector para siempre. En El Mendébil expande su portentosa capacidad fabuladora. En Los gemelos, magnífica, el surrealismo consigue traspasar el marco de las identidades y las existencias. En REM, una reedición de El país de las maravillas de Alicia, la historia se pone al servicio de la fantasía, para concluir con una alucinación de imposible catalogación, el relato El arquitecto. Un consejo: no le pierdan la pista a este rumano.

hace 2 años
9

Cartarescu tiene una prosa recargada, muy descriptiva, repleta de colores, olores y sonidos. No es difícil de leer pero se hace con lentitud por la gran cantidad de conceptos que hay que asimilar. Llega a ser agotador pero merece la pena. Mucho. "El ruletista" Muy buen relato, sorprendente. Las fronteras entre ficción y realidad se desvanecen. Deliciosa ironía la del final. "El Mendébil" Me ha gustado la narración de los juegos de los chavales del barrio y como cambia todo con la llegada del Mendébil que es como un mesías pero este cuento es de difícil interpretación, sobre todo por como acaba. Un final muy extraño "Los gemelos" Este, por extensión, es mas novela corta que cuento y creo que ese es precisamente el problema. A ratos se me ha hecho largo y aburrido, a ratos me gustaba. El principio y el final, lo mas destacable. "REM" Lo mejor del libro. Excelente novela corta. Un relato sobre el fin de la infancia. Niñas que juegan a ser reinas. Dentro de un entorno realista se van introduciendo elementos fantásticos, pero es una fantasía oscura y perturbadora. Me ha recordado a los cuentos de Cortázar. "El arquitecto" Otro magnífico cuento para terminar. A partir de una bocina de coche estropeada el relato se va volviendo cada vez mas alucinante, es un no parar de alucinar. Que derroche de imaginación.

hace 4 años
9

Me parece una obra maravillosa. primero, porque contar con un relato de la talla de El ruletista a modo de prólogo es todo un lujo. Segundo, porque el relato de Los gemelos me parece una obra para ser enmarcada. Cartarescu no solo posee una tremenda fuerza narrativa, sino que desmenuza sus personajes a la manera incisiva de un cirujano. Al mismo tiempo, sabe jugar con nosotros para que veamos en cada página algo distinto y sorprendente. Al leer Nostalgia, casi creí que Cartarescu estaba jugando conmigo.

hace 6 años