Resumen

Tres hombres sueñan con un atraco perfecto. Un magnate informático tan rico como aburrido, un irascible profesor de arte y un banquero palpablemente nervioso porque siente que la vida se le va de las manos. Mike, Allan y Robert, un trío de amantes de la pintura que encontrarán la ocasión perfecta para llevar a cabo el sueño de sus vidas: robar en la National Gallery of Scotland. Pero no sólo quieren hacerse con algunas de sus obras favoritas, sino que, además, pretenden que el mundo hable de su hazaña: darán el cambiazo con falsificaciones, copias que sólo tendrán un defecto, un elemento discordante, un emblema contemporáneo. Para su tarea, que pretenden ejecutar con guante blanco, se aliarán con un universitario provocador y un gánster de Edimburgo. No será tan fácil: las aguas turbulentas, la oscuridad de los bajos fondos, se interpondrán en su camino. Quizás las puertas ya no estén tan abiertas.

2 críticas de los lectores

7

Puertas abiertas es una novela negra muy entretenida. El autor retrata con precisión y destreza la historia de un robo fenomenal. Mención especial merece la ambientación de la novela, que transcurre durante todo el relato en la ciudad escocesa de Edimburgo. Compré el libro hace menos de una semana y lo devoré en un par de días. Un detalle que me ha gustado, por inusual, es que en la novela no muere nadie. Una novela negra sin ningún muerto por lo que se ve es factible, porque esta obra cumple con todos los requisitos del genero. El ritmo de la narración es ágil y además tiene algún que otro giro que no te lo ves venir. Hasta el momento no había leído nada de Ian Rankin, pero me ha dejado tan buen sabor de boca que no descarto que vuelva a repetir con este autor. Puedes leer el resto de mi reseña aquí: https://laslecturasdemrdavidmore.blogspot.com.es/2017/03/puertas-abiertas-de-ian-rankin.html

hace 2 años
7

Corta y muy entretenida novela sobre una banda de ladrones de arte que se lee en apenas un par de tardes y en la que se nota que detrás de sus líneas está la mano de uno de los grandes del género negro. Quizá por eso esté escrita con la única pretensión de divertir, lo que el lector, cansado de tanta "obra maestra", sin duda agradecerá. Sus muchos diálogos, la absoluta ausencia de descripciones y lo rápido de su desarrollo la acercan más al guión de cine (quizá fue escrita pensando en eso) que al género negro propiamente dicho. En resumen, se fácil y rápido y entretiene, especialmente indicada para fans de "Thomas Crown".

hace 7 años