SOMOS LO QUE HABLAMOS. El poder terapéutico de hablar y hablarnos ROJAS MARCOS, LUIS

Nota media 9 Excelente 1 voto 1 críticas

Resumen

Descubre el inmenso poder terapéutico del habla. Un texto interesante, emotivo e imprescindible sobre la importancia y los beneficios de hablar para comunicarnos así como de hablarnos a nosotros.Hablar es la actividad humana más eficaz para proteger la autoestima, gestionar nuestro programa vital, disfrutar de la convivencia y las relaciones afectivas y facilitar nuestro bienestar físico, mental y social. Está, pues íntimamente relacionado con la buena salud y la satisfacción con la vida.En este ensayo divulgativo, el reconocido psiquiatra Luis Rojas Marcos nos demuestra, el papel fundamental que desempeña el lenguaje a través de experiencias personales vitales y de su reconocida y dilatada carrera profesional en las que el habla ha desarrollado un papel fundamental porque... ¿qué hace un psiquiatra si no escuchar a sus pacientes?

1 críticas de los lectores

A estas alturas pocos dudan de que las palabras, como sucede con las armas, las carga el diablo. Hablar a destiempo o hacerlo de forma indebida puede causar daños significativos no sólo a quienes nos prestan oídos, sino también a nosotros mismos.
Por este y otros motivos no parece descabellado conocer algunos aspectos –al menos los más trascendentales en el marco de la divulgación científica– del lenguaje hablado. En este sentido, Luis Rojas Marcos aborda de forma sencilla y desde un punto de vista práctico cuestiones que giran en torno a una capacidad ligada de forma prácticamente indisoluble a nuestra condición de seres humanos. Quizá porque nos acompaña desde una edad temprana o por el escaso valor que damos a lo cotidiano no es ni apreciada ni valorada.
Así, pese a su asombrosa fuerza, no reparamos en algunas de sus cualidades. Es cierto que somos conscientes del dolor que provoca y, sin embargo, obviamos su faceta sanadora: una conversación amable o un diálogo interior enfocado desde la comprensión y el afecto son terapéuticos.
De esta forma, tomando como punto de partida el origen y desarrollo del habla y deteniéndose en alguna de las alteraciones que llega a sufrir, el psiquiatra sevillano guía al lector por dos mundos en apariencia opuestos: el lenguaje social y el lenguaje interior. No obstante, Somos lo que hablamos no es pura teoría, ya que ofrece lecciones dignas de ser anotadas y susceptibles de aplicación inmediata.
Somos lo que hablamos tiene más de mapa que de libro, nos conduce al tesoro más valioso: la felicidad de conocerse a uno mismo.
Precisamente, no exagero al escribir que he experimentado cierta felicidad a lo largo de sus páginas. A veces todo es tan sencillo, tan simple, que pasamos por alto el deterioro que sufrimos o que provocamos cuando no matizamos lo que decimos o empleamos un tono hiriente.
Es cierto que indagar en las teorías sobre el origen del lenguaje no comporta una satisfacción como tal, al menos no a mí; sacia, eso sí, el ansia de saber de los lectores más curiosos. Dado que el cientifismo exacerbado no tiene cabida en ninguno de los tres bloques que componen el libro, lo considero accesible y recomendable para quienes deseen saber más de sí mismos. (Jorge Juan Trujillo, 2 de octubre de 2019)

hace 3 semanas