TIEMPO DE SILENCIO MARTÍN SANTOS, LUIS

Nota media 6,55 Bueno 142 votos 14 críticas

Resumen

A partir de un accidente estúpido y de sus consecuencias—no por evitables menos determinadas—el autor nos muestra con ojo irónico el panorama completo de los estratos sociales de la ciudad. Lo más significativo del libro, no obstante, es su decidido y revolucionario empeño por alcanzar una renovación estilística a partir—ya que no en contra—del monocorde realismo de la novela española de la época en que apareció. La primera edición de Tiempo de silencio apareció en Seix Barral en 1961 y alcanzó casi inmediatamente una extraordinaria resonancia crítica. Traducida al inglés, al francés, al italiano, al alemán, al holandés, al portugués, al sueco, al checo, al rumano, al finlandés, al danés, al polaco..., dondequiera ha sido señalada como una obra excepcional. La presente edición tiene carácter definitivo, por cuanto en ella se han restituido al texto la plena totalidad de las supresiones que había forzado a introducir en él la censura del régimen franquista.

14 críticas de los lectores

8

Uno de los libros que más innovó en la década de los 60 de la literatura española. A algunos su estructura y su lenguaje les puede parecer complejo; pero a mí me cautivó. La historia de Pedro, ese científico que pretende estudiar el cáncer con ratones que le proporcionan en un poblado de chabolas, y que se ve implicado en un supuesto aborto, me interesó. También se hizo en su día una película de ella; pero yo me sigo quedando con la novela.

hace 2 años
9

Novela extraordinaria, si no estoy mal informado, la única escrita por este autor atormentado. Hay que leerla despacio, desgranando cada párrafo, aventurándose con Martín Santos a descubrir las ansias de unos personajes que luchan por su supervivencia en un entorno inhóspito.

hace 2 años
9

Se trata de un libro nada fácil de leer. Me parece extraordinario, pero solamente lo recomendaría para lectores avezados, y dedicándole suficiente tiempo (por ejemplo no me parece un libro adecuado para leerlo en el metro). Es un libro que exige al lector bastante más que ser un mero receptor pasivo de la propia lectura. Si no se está en disposición de realizar ese esfuerzo es mejor leer otra cosa. La historia está ambientada en Madrid, a finales de los años 40, y en ella claramente hay un protagonista, el investigador Pedro, y un elenco variado de secundarios, se narra de manera casi lineal y es bastante sencilla, pero a mi juicio lo más importante de la novela no es el "qué" se cuenta, sino el "cómo" se cuenta.

hace 2 años
8

Espléndida novela de Martín-Santos, que no innova ni es original, pero que introduce en la narrativa española algunas técnicas experimentales puestas en práctica años antes en el resto de Europa. La herencia de Joyce queda patente en el uso alterno del monólogo interior, la narración en tercera persona y el estilo libre indirecto. También en el uso recurrente de neologismos, cultismos y léxico perteneciente a diversas lenguas; en la sintaxis retorcida; construcción de oraciones subordinadas extensas, etc. En cierto modo me ha recordado mucho a "Berlin, Alexanderplatz", por lo sórdido y trágico de la historia; así como a "Almas muertas", en cuanto al uso de pomposas paráfrasis retóricas sarcásticas. Todo ello contribuye a envolver en un halo de excelsa exclusividad la dura crítica a la sociedad de la época. En fin, una lectura para usuarios maduros, instruidos y que no repelan un leve esfuerzo mental. Dada la nota de la novela en esta página, más bien pocos.

hace 2 años
9

Quien dice que Tiempo de silencio es una obra infumable ha leído muy poco. Tiempo de silencio es novela experimental, parecida al Ulises de Joyce. Lo primero que se lee al empezar el libro es el fluir de consciencia de Pedro, el protagonista de la obra. Sus pensamientos se mezclan con lo que oye del exterior. En ese momento el narrador no está presente. El narrador es un narrador omnisciente que muchas veces comenta y hace amplias digresiones. La disgresión sobre Cervantes es hermosísima. El argumento es triste, sí, pero el encanto reside en las cuestiones morales que se tratan.

hace 4 años
4

Totalmente de acuerdo con algunos de los comentarios anteriores. Es infumable. La forma será todo lo innovadora que queráis para la época pero resulta igualmente caótica. No consigue enganchar, y como no engancha, fracasa en uno de los principales encantos de la literatura: captar la atención del lector y hacer que este se sumerja en la historia, como un personaje más. Es de esos libros cuya trama recuerdas lejana y de los que solo recomendaría a alguien como penitencia.

hace 5 años
6

Es un libro muy complicado

hace 6 años
7

No me llevo muy bien con su estilo pero hay que reconocerle su mérito. Autor que hubiera llegado muy lejos de no ser por su trágico accidente que le costó la vida. Libro recomendado para mayores de 18 años.

hace 7 años
7

Excelente libro que trata de la posguerra española y de los bajos fondos de la ciudad de Madrid y en los líos que se mete un pobre médico por ayudar incluso con mucha mala suerte. Aunque no soy muy fiel al estilo que usa el autor aun así hay que alabarlo y nunca quitarle méritos. El libro no lo recomendaría para menos de 16 años porque es muy lioso y se perderán más que disfrutarán, seguro.

hace 7 años
6

No es un libro fácil. Domina la constante crítica tanto del sordido ambiente como de la sociedad española de los años 40 sumida en la pobreza. Los personajes son de lo más variopintos y vivirán situaciones absurdas que marcará el rumbo de sus vidas. La voz del narrador cambia constantemente, con desdoblamientos y puntos de vista distintos. Continuos flash-backs. La introdución y desarrollo son lentos y el desenlace se produce de forma precipitada.
Por lo que tiene de experimental en la forma y por su ácida visión y crítica social, constituye una de las novelas más representativas y trascendentales de la literatura de posguerra.

hace 8 años
2

A mí también me pareció intragable. Y eso que tuve la suerte de que no me lo mandaran en BUP. Lo intenté cuando ya era adulta y había leído muchos libros, y buenos. No sé si llegué siquiera a la 10ª página como Xalundes. Me estoy empezando a cansar de esas novelas recomendadas alguna vez por lguien y que han pasado ser imprescindibles para cualquier "intelectual". Yo creo que un libro que no es capaz de captar la atención de un lector ha fallado en lo principal. Y eso pasa con muchas supuestas grandes obras como La montaña mágica, de la que leídas 20 páginas leidas todas. Sé que muchos se sentirán ofendidos, que me perdonen. Pero basta ya de recomendar lecturas infumables. No obstante, como soy buena en el fondo, tal vez lo intente de nuevo con Martín Santos.

hace 10 años
8

Un gran libro, excelente incluso, al que sólo cabe «reprocharle» su sordidez, pero así era aquel tiempo.

hace 10 años
4

Lectura obligatoria en 3º de BUP, no sé si por tener que leerla por obligación o porque es infumable pero fui incapaz de pasar de la 10ª página.

hace 11 años
1

Se me hizo totalmente intragable.

hace 11 años