VE Y PON UN CENTINELA LEE, HARPER

Nota media 6,09 Bueno 43 votos 10 críticas

Resumen

Tras la obra maestra ganadora del Premio Pulitzer Matar a un ruiseñor, Harper Lee nos sorprende con Ve y pon un centinela, una nueva mirada sobre el clásico. Maycomb, Alabama. A los veintiséis años Jean Louise Finch, Scout, vuelve a casa desde Nueva York para visitar a su padre, Atticus. Con el trasfondo de la lucha por los derechos civiles y los disturbios políticos que estaban convulsionando el Sur, el regreso de Jean Louise a casa se torna agridulce. El descubrimiento de perturbadoras verdades sobre su familia, la ciudad y las personas que más quiere, unido a los recuerdos de su infancia, va a hacer que se cuestione todos sus valores. Ve y pon un centinela capta a la perfección la dolorosa transición vital de una joven que deja atrás las ilusiones del pasado en un viaje que únicamente puede ser guiado por la propia conciencia. Escrito a mediados de los años cincuenta, Ve y pon un centinela nos ayuda a entender y apreciar a Harper Lee en toda su intensidad. Una novela inolvidable de sabiduría, humanidad, pasión, humor y espontánea precisión, una obra de arte hondamente emotiva que evoca de una forma maravillosa otra época, que nace siendo un clásico y, como tal, tiene plena vigencia.

10 críticas de los lectores

5

La autora hace caer uno de los mitos de la historia de la literatura (y del cine): el personaje de Atticus Finch, en una narración que puede obviarse sin problemas. No aporta gran cosa.

hace 2 años
6

Esperas mucho más sobre esta increíble historia. No estás a la altura de su predecesora

hace 2 años
9

Me esperaba algo normalito, ameno, pero nada demasiado fuera de ello ya que "Matar a un ruiseñor" dejó el listón altísimo y he comprobado que para Harper las segundas partes son mero pan comido, porque ha llegado a la altura y con muy buen final además. Perfecta segunda parte para los nostálgicos de la primera, no disfrutamos de la compañía de algunos personajes pero los que están saben darle calidad y muy buena a la historia. Nuevamente ha logrado marcarme y que vuelva a echarles de menos porque la historia, lo que cuenta y como lo cuenta no es de cualquier novela del montón, es un clásico imprescindible.

hace 3 años
4

Me leí primero "Matar un ruiseñor" por tener la historia más fresca y me ha decepcionado. La protagonista del primer libro vuelve al sur, pues está viviendo en Nueva York y se dedica a recordar los años de su niñez, pero sin la belleza del primer libro. Son retazos que no llevan a ningún sitio. Y el personaje de Atticus, cuesta reconocerlo en este libro, parece que todos sus valores se hayan disuelto con el tiempo.

hace 3 años
8

Me ha gustado reencontrarme con los personajes de "Matar a un ruiseñor". Aunque no tiene la calidad de la novela que ganó el Premio Pulitzer, se lee con agrado y tiene mucho interés, tanto literario como histórico. Mi reseña en: http://conunlibroenlamano.blogspot.com.es/2016/01/ve-y-pon-un-centinela-harper-lee.html

hace 3 años
8

Todos son suposiciones, especulaciones y conjeturas. ¿Habrá dado Harper Lee -actualmente una anciana de casi 90 años y recluida en una residencia- autorización a sus herederos para publicar esta segunda e inesperada novela? ¿Será esta historia perdida y anteriormente rechazada por los editores, la que la llevaron a pergeñar su fabuloso superventas? Quizá sean incógnitas que nunca tengan una clara respuesta. El caso de esta brillante escritora es bastante parecido al de J. D. Salinger; ya que ambos obtuvieron un desmesurado éxito con sus redondas y primerizas obras. Tanto "Matar a un ruiseñor" como "El guardián entre el centeno", fueron tormentosos ciclones que les catapultaron a la fama y a la gloria. Ninguno de los dos supo lidiar en ningún momento contra ese colosal monstruo literario enfervorecido. Cansados, abrumados y hastiados por ese mundillo hipócrita de saraos que les había devorado; dejaron muy pronto de publicar para alejarse del mundanal ruido mediático que tanto daño les había ocasionado. Metiéndonos ya en faena, podemos decir que "Ve y pon un centinela" es otra extraordinaria narración en la que Harper da otra vuelta de tuerca a sus personajes. Jean Louise o Scout Finch, vuelve a reencontrarse con una Alabama sureña sumergida en los conflictos y las segregaciones raciales. Los recuerdos idealizados de infancia, y el perturbador descubrimiento de ciertas verdades que le parecen ilógicas, la llevarán a hurgar en las brasas que caldean su tambaleada y enfebrecida mente. Y es que como dice la autora en la contraportada: "La isla de cada ser humano, el vigía por el que tiene que responder cada uno, es, sin lugar a dudas, la propia conciencia".

hace 3 años
9

Un libro magnífico, el problema es que se queda un poco corto, me habría gustado que tuviese quinientas páginas porque cuando acaba sigues con ganas de saber que les pasa a los distintos personajes. Una pena espero que algún día aparezca una tercera parte.

hace 3 años
6

No me gustó nada el final. Muy muy decepcionante

hace 4 años
5

Al principio es lento. Poco a poco coge forma, en su punto álgido esta muy bien y el final es decepcionante. El personaje de Jean Louis Finch empieza con fuerza y acaba prácticamente rindiéndose.

hace 4 años
8

Hace unos meses, la noticia de que iba a ser publicada una secuela de “Matar a un ruiseñor” me alegró muchísimo, incluso siendo consciente de que era posible que no me encontrara con lo que yo esperaba. “Matar a un ruiseñor” es uno de los libros de mi vida, y Atticus Finch, todo un referente para mí. Las dudosas circunstancias de la publicación y los comentarios acerca del giro en el personaje de Atticus me hicieron plantearme incluso no leer la novela por temor a sentirme muy decepcionada, pero finalmente decidí que merecía la pena darle una oportunidad a “Ve y pon un centinela”, independientemente de las circunstancias. Uno de los aspectos que más me sorprendió antes de comenzar “Ve y pon un centinela” es que no se trata de una secuela en sentido estricto. De hecho, fue escrita antes que “Matar a un ruiseñor”, pero fue rechazada por un editor, que instó a Lee a escribir una novela centrada en la infancia de Scout. Y así nació “Matar a un ruiseñor”. Aunque solo sea por haber sido el germen de una obra tan extraordinaria y significativa para mí, he de sentir cierto aprecio hacia “Ve y pon un centinela”. La obra se centra en la vuelta a Maycomb de Scout a la edad de veintiséis años para visitar a su padre. Se ha hablado mucho sobre el personaje de Atticus en esta novela, como apuntaba antes. No es para menos, es un personaje que muchos tenemos idealizado, al igual que Scout, que siempre vio a su padre como un referente, una suerte de centinela. De ahí viene la referencia del título. En esta visita, Scout – Jean Louise, de hecho, hace mucho que dejó de ser la pequeña Scout – rememora recuerdos de su infancia, se reencuentra con viejos amigos, hace frente a la dura realidad del lugar que la vio nacer y redescubre a su idolatrado padre como un ser humano que también es capaz de cometer errores. El shock inicial de Scout se traslada al lector, y su conflicto interno es el eje de toda la novela. “Ve y pon un centinela” está lejos de “Matar a un ruiseñor”, pero no esperaba que estuviera a semejante nivel. De cualquier manera, no me arrepiento de haberme adentrado en el paso a la madurez de Scout y de haber compartido sus angustias. Y aunque la novela deja un sabor agridulce, no quería dejar escapar la oportunidad de volver a Maycomb.

hace 4 años