Resumen

Un osezno polar es abandonado por su madre y se pega a un viejo oso gruñón que le va a enseñar a desenvolverse ante los avatares de la vida. Admiración y miedo. Belleza y agilidad, aspecto, a veces, humano. Los osos polares son unos animales irresistibles y ejercen un influjo irrefrenable, también en Ana Miralles y Emilio Ruiz, que crean con Wáluk un relato delicado y emocionante.

1 críticas de los lectores

10

Cuenta la historia de un pequeño osezno que tiene que sobrevivir solo en el polo norte hasta que conoce a un oso polar ya anciano que hará las veces de maestro y le enseñara a cazar. Vivirán un montón de aventuras y conocerán a otros curiosos animales. Se supone que es un comic infantil pero es de esas historias tan entrañables que también las disfruta un montón un adulto. El dibujo de Ana Miralles es maravilloso y queda como un guante con la narración. En 2017 se publicó una edición en euskera que es la que yo he leído. Hay una segunda parte de este comic titulada "Wáluk: la gran travesía". Un comic apaisado muy bueno, muy recomendable.

hace 1 año