62/MODELO PARA ARMAR CORTÁZAR, JULIO

Nota media 8,25 Muy bueno 40 votos 3 críticas

Resumen

62/Modelo para armar es el súmmum del trabajo cortazariano; un modelo literario en el cual la transgresión dejar de ser tal, y en el que el elctor también deja de serlo para convertirse en una parte activa que va destejiendo imagen tras imagen, frase tras trase, con el fin de descubrir el hilo conductor del relato y dar forma y figura a los personajes.

3 críticas de los lectores

8

Un libro que al inicio me pareció complicado pero conforme se sigue avanzando se va dando uno cuenta de la genialidad transcrita en este libro.

hace 7 meses
9

Uno de los libros que más me ha gustado; de Cortázar el que más. Sin las descripciones, para mi excesivas de Rayuela; aquí Cortázar se explaya en su mejor terreno: la ambigüedad, lo fantástico, lo surrealista. No está de más leer algunos artículos sobre el libro para acabar de sacarle todo el partido. El autor trata de crear una atmósfera vampírica que en un primer momento puede pasar desapercibida. Julio nunca ha dado el trabajo hecho al lector y este libro no iba a ser menos. Sin duda lo recomiendo para aquellos que tras leer sus relatos cortos se quedan con ese regusto de querer más y esa sensación tan extraña pero a la vez adictiva. Artista como pocos con la escritura. Recomendable 100% siempre y cuando seas ya un fan de sus relatos, para lectores proactivos.

hace 5 años
9

En 62/ modelo para armar nos encontramos con un Cortázar absolutamente transgresor. Transgrede la gramática, el estilo, el vocabulario inventando palabras, difuminando los personajes en una caótica armonía en los cuales hasta se confunde el sexo del narrador. Transgrede el argentino y el español, el voseo y el usted, el tú y el vos, narra en argentino, en castellano, en francés, en inglés, en italiano. Como lector has de buscarte la vida. Tampoco es lineal la trama, ni siquiera independiente, es un punto de vista distinto o complementario del capítulo 62 de su Rayuela. No es cardinal el lugar, discurre en París, en Londres, en Buenos Aires y cualquiera de estas ciudades puede acontecer lo referido en cualquiera de ella. Lo anecdótico acaecido en Londres bien podría en París o viceversa. Es una novela, tal vez, inexcusable en otro autor, que Cortázar reviste de esa singularidad tan inherente a su estilo humanamente surrealista que la hace única, llena de inigualable genialidad, como toda su obra. Nunca acontece lo que se espera, sin embargo… El hilo conductor avanza, retrocede, se detiene y vuelve a arrancar, para un lado o para otro, eso carece de importancia, lo esencial es la latente presencia de sus personajes difuminados entre el humo del tabaco y los efluvios de un generoso güisqui.

hace 6 años