BANDERAS SOBRE EL POLVO FAULKNER, WILLIAM

Nota media 5 Regular 2 votos 1 críticas

Resumen

Podría ser una nueva variación sobre el recurso del manuscrito encontrado, pero no es así; en este caso, la historia es cierta: siguiendo el consejo que le había dado Sherwood Anderson de escribir sobre el Mississippi natal, en el otoño o invierno de 1926, a los 29 años de edad, William Faulkner empezó a escribir su primera novela sobre el Distrito de Yoknapatawpha, que titularía Banderas sobre el polvo, y que finalizaría en septiembre de 1927. Faulkner envió el original al editor que había publicado sus dos primeras novelas. Éste no sólo la rechazó, sino que consideró que ninguna revisión podría salvarla. Wasson, el agente neoyorkino del escritor, lo ofreció a once editoriales, pero todas las rechazaron. Por fin, una editorial acordó publicarla, con la condición de que alguien que no fuese Faulkner hiciera los cortes que el editor consideraba necesarios. El 20 de septiembre de 1928, Faulkner recibió un contrato por el libro que ahora se titulaba Sartoris. Wasson se lo indicó así a Faulkner: el problema era que Banderas sobre el polvo contenía material no para una novela, sino para seis al mismo tiempo. Cuando Sartoris fue publicado todo el mundo se olvidó de ese material, menos Faulkner, que guardó el original holográfico junto a tres borradores pasados a máquina, independientes pero sobrepuestos. Con esto hizo un paquete atado con alambre fino que depositó en la Biblioteca Alderman de la Universidad de Virginia, donde permaneció intacto hasta que la hija de Faulkner lo recuperó en los años setenta. Banderas sobre el polvo es una extensa saga en la que, desde la perspectiva de los días de la primera guerra mundial, se evoca el pasado sureño inmediato hasta la época del a Guerra de Secesión, en un período de tiempo que abarca tres generaciones, centrado sobre todo en la dinastía de los Sartoris, en la que conviven en igual medida la arrogancia de ciertas familias del Sur con la fatalidad.

1 críticas de los lectores

9

Banderas Sobre el Polvo nos permite ver a un Faulkner maduro que estructura con cada página el esqueleto de la familia Satoris y nos da una gran perspectiva de lo que vendrá en sus obras subsiguientes. Con frases épicas, humor negro en varias páginas y una historia contada desde las perspectivas de todos su protagonistas, el Mississippi toma vida ante nuestros ojos.

hace 4 años