“Mario Moreno ‘Cantinflas’, el actor, el torero, el empresario, el hombre”

EL UNIVERSAL – Martes 9 ago. 2011
Distintas facetas y secretos de la vida del cómico más importante de México fueron recolectadas en el libro de lujo Mario Moreno ‘”Cantinflas” el actor, el torero, el empresario, el hombre, lanzado con motivo del centenario de su natalicio, que se conmemora este 12 de agosto.

La libreta en la que su padre, Pedro Moreno Esquivel, escribió detalles del nacimiento de sus 13 hijos, de los cuales sólo sobrevivieron ocho, su boletín de notas de tercer grado, el primer contrato de trabajo, los programas de teatro en los que actuó, carteles de sus películas y entradas estelares forman parte de los documentos que recoge la publicación de ocho capítulos y 359 páginas.


Anécdotas como la mentira que tuvo que decir el hombre de la frase de “ahí está el detalle” respecto a que era mayor de edad, cuando en verdad tenía 16 años, para poder ingresar al Ejército en 1927, son narradas a lo largo del texto, que tuvo una edición de 3.500 ejemplares y fue regalado a personalidades, familiares, amigos y bibliotecas por la Fundación Mario E. Moreno.

“Un día le cayó el chahuistle (plaga que afecta el maíz). De sorpresa llegó su padre al cuartel para aclarar que su hijo era menor de edad, le dio de baja el Ejército, se lo llevó de regreso al hogar y lo puso a trabajar muy cerca de él, en el Correo Mayor”, cita el libro.

Este tipo de intimidades del reconocido actor son recolectadas en el texto, que tardó más de dos años en ser elaborado, según contó a dpa el sobrino de “Cantinflas”, Eduardo Moreno Laparade.

“Este libro nos muestra una faceta muy interesante porque son anécdotas, vivencias, de artistas, de familiares, de gente que vivió con él y que nos dieron su versión de los hechos, por eso no es un autor sino decenas de autores que hicieron el libro”, expresó Moreno, quien preside la fundación, que se encarga de proteger, promover y difundir la vida y obra de “Cantinflas”.

“Yo me comuniqué con todos y les pedí que me hicieran esa colaboración, la mayoría aceptaron y gustosos nos la enviaron, otros nos dijeron que sí y nunca la enviaron, pero completamos lo que queríamos”, agregó.

Mario Moreno “Cantinflas”, el actor, el torero, el empresario, el hombre, es el segundo texto que lanza la fundación sobre el cómico, a quien Charles Chaplin consideró “el mejor comediante del mundo”.

Una primera publicación titulada Mario Moreno y Cantinflas rompen el silenciofue elaborada en 1994, un año después de su muerte a los 81 a causa de un cáncer de pulmón, y se sumó a los cerca de una veintena de libros que se han escrito sobre el mayor cómico mexicano de todos los tiempos.

“En este libro, Mario Moreno y Cantinflas rompen el silencio, muchas personas dieron su opinión del señor Moreno, y en el nuevo además de testimonios tenemos documentos, cartas, fotografías, detalles de toda su filmografía y una cronología de su vida”, precisó Moreno Laparade.

Su gusto por el boxeo, el dominó, el béisbol, y la cocina, área para la que creó recetas como la “Carne a la Cantinflas”, que lleva un filete tierno, ajo, cebolla, chile verde, tomate, cerveza, sal, pimienta, manteca y se cocina en cazuela de barro, también están recopiladas en el texto, en el que igualmente se destaca la labor de éste como empresario y torero bufo.

“Siempre le gustó la fiesta brava, fue el mejor torero cómico del mundo y, posteriormente, ya cuando tuvo los recursos, compró una ganadería, un fierro, que se le llama así en el argot taurino, ésta se llamó Moreno Reyes Hermanos y aunque antes de morir la vendió a un empresario aún conserva su nombre”, contó Laparade.

A lo largo de las páginas además de exaltarse su figura como actor se destacan las acciones filantrópicas que tuvo a lo largo de su vida y que traspasaron fronteras, como lo demuestra una carta reproducida en el texto escrita por una madre cabeza de hogar peruana en la que le pide que le ayude a conseguir empleo.

“Entre sus legados está que siempre trató de proteger al prójimo, de enseñar a actuar con honradez. Y a nivel actoral su comicidad tan blanca, él nunca utilizó una majadería o una grosería para hacer reír a la gente, al contrario, no le gustaba eso y la improvisación que tenía, la facilidad de palabra”, concluyó Moreno Laparade.

El lanzamiento del texto este mes formó parte de la serie de actividades que se planearon para recordar al “Mimo de México”, cuya figura sigue latente en los mexicanos y quien, en palabras del fallecido escritor Carlos Monsiváis, con la fundación del personaje “Cantinflas” dio vida al “protagonista de la Ciudad de México”.

Comparte si te ha gustado:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *