SIEMPRE HEMOS VIVIDO EN EL CASTILLO JACKSON, SHIRLEY

Nota media 6,71 Bueno 36 votos 5 críticas

Resumen

«Me llamo Mary Katherine Blackwood. Tengo dieciocho años y vivo con mi hermana Constance. A menudo pienso que con un poco de suerte podría haber sido una mujer lobo, porque mis dedos medio y anular son igual de largos, pero he tenido que contentarme con lo que soy. No me gusta lavarme, ni los perros, ni el ruido. Me gusta mi hermana Constance, y Ricardo Plantagenet, y la Amanita phalloides, la oronja mortal. El resto de mi familia ha muerto.» Con estas palabras se presenta Merricat, la protagonista de Siempre hemos vivido en el castillo, que lleva una vida solitaria en una gran casa apartada del pueblo. Allí pasa las horas recluida con su bella hermana mayor y su anciano tío Julian, que va en silla de ruedas y escribe y reescribe sus memorias. La buena cocina, la jardinería y el gato Jonas concentran la atención de las jóvenes. En el hogar de los Blackwood los días discurrirían apacibles si no fuera porque los otros miembros de la familia murieron envenenados allí mismo, en el comedor, seis años atrás.

5 críticas de los lectores

9

Genial, atrapante, más que terror me parece que es una comedia dramática con mucho suspenso y bastante claustrofóbica a veces. Es increíble lo que transmite esta escritora, los personajes tan bien construídos, y la protagonista que nos habla directamente y juega con nosotros y nuestra mente. Una novela genial, bastante surrealista, sin una letra de más.

hace 4 meses
7

Este libro se lee en seguida, sus personajes misteriosos y su hogar más misterioso si cabe, te atrapan en seguida. La protagonista, Merricat (de Mary Katherine Blackwood) es uno de los personajes más interesantes que me he encontrado. Tiene una forma de ser, salvaje y única que no logras descifrar. Y su hermana Constance que en su apariencia apacible y laboriosa, se encuentran más secretos de los que podemos llegar a pensar.Todo en sí es un misterio y eso me gusta, es de agradecer que la escritora Shirley Jackson nos atrape en una historia fascinante sobre dos personajes aún más fascinantes todavía. Y es que si eres de los que te gusta un buen relato de misterio gótico, éste no te lo puedes perder. Sinceramente cuando descubrí el título de este relato..me enamoré...hasta el mismo título tiene un halo de misterio que hace que quieras leertelo. Espero que lo disfruteis!!

hace 1 año
9

Mi reseña: https://misgrandespasiones-rosa.blogspot.com.es/2018/03/siempre-hemos-vivido-en-el-castillo.html

hace 2 años
9

He terminado, Siempre hemos vivido en el castillo. Shirley Jackson teje una asombrosa obra de estilo gótico, con unos ligeros toques de suspense, nos adentramos en sus páginas acompañando a Merricat, que a simple vista parece una chica asustadiza, frágil e indefensa e incluso un poco atrasada, siempre bajo la protección y amparo de su hermana Constance a quien no solo esta unida por lazos de sangre, sino también por oscuros secretos que poco a poco nos irá desvelando. «No me gustaba tener un tenedor apuntándome y no me gustaba el tono de voz que no se detenía nunca, deseé que pinchara un trozo de comida con el tenedor, que se lo metiera en la boca y que se atragantara», una de las incoherencias o uno de los suaves pensamientos de la joven Merricat. Contada en primera persona, comienza con una presentación cercana y directa de su principal protagonista y narradora Mary Katherine Blackwood, conocida familiarmente como Merricat, a pesar de contar con tan solo 18 años y definirse a si misma como una persona sucia, desconfiada y malhumorada, Merricat tiene una inteligencia y astucia fuera de lo común, tanta o mas que su propia crueldad o maldad a la hora de insinuarse y comportarse, sobre todo a la hora de presentarnos al resto de personajes y su entorno que está a las afueras de un pequeño pueblo, típico escenario rural americano, en el que vive a sus anchas, de modo despegado del resto de los mortales y rozando una vida casi salvaje, solitaria y desconfiada de todo y de todos cuantos la rodean, menos de su siempre compañero Jonas, su gato. El resto de la familia murieron envenenados años atrás, quedándose ella, junto a su adorada hermana mayor Constance y su tío Julián que desde el trágico incidente vive postrado en una silla de ruedas y obsesionado con dejar constancia de todo cuanto aconteció. Sorpréndete historia, de gran calidad literaria, y con matices espectaculares, que recomiendo encarecidamente.

hace 4 años
9

Terminada "Siempre hemos vivido en el castillo" de Shirley Jackson. Me he quedado fascinada con esta novela, con su protagonista Merricat, una adolescente de dieciocho años infantil y a la vez cruel y salvaje, con un mundo imaginario muy rico y llena de rituales contra los cambios en una vida marcada por una rutina que para ella representa la seguridad. La autora sabe mantener muy bien la tensión y la intriga en dos aspectos, lo ocurrido la noche en que casi toda la familia de Merricat muere envenenada, y por otra parte, los sucesos que hacen tambalear su adorada rutina. También vemos la tensión que hay entre los habitantes del pueblo y la familia Blackwood (la familia de Merricat), entre un odio y terror muto. Una novela deliciosamente original en la que nos planteamos quienes son los más crueles, si las personas normales o esta familia de inadaptados sociales.

hace 6 años