TALIÓN DÍAZ, SANTIAGO

Nota media 7,03 Muy bueno 26 votos 11 críticas

Resumen

Marta Aguilera, una periodista comprometida con su oficio, recibe una noticia que cambiará su destino: un tumor amenaza su salud y apenas le quedan dos meses de vida. Sin nada que perder ni nadie a quien rendir cuentas, Marta siente que la realidad es un lugar amenazante y decide ocupar el tiempo que le queda impartiendo JUSTICIA. En una carrera contrarreloj por su propia vida y contra la inquebrantable inspectora Daniela Gutiérrez, Marta Aguilera tratará de aplicar su particular ley del talión.

11 críticas de los lectores

Marta Aguilera es una mujer de éxito, periodista, joven, guapa, (“guapa por fuera pero podrida por dentro”) y sin ataduras familiares, a la que le diagnostican un cáncer terminal que hasta entonces no ha tenido síntomas, pero que le da como máximo dos meses de vida. Por su profesión tiene que trabajar en un caso que le revuelve las tripas y la conciencia, y toma la decisión que dará sentido a lo poco que le queda de vida. Decide vengar algunos actos horribles que se escapan de la justicia. Es decir, tomarse la justicia por su mano y, llevar al límite la ley del Talión, convirtiéndose en una asesina en serie de casos de tratas de blancas, pederastia, violencia de género, pandilleros, niños acosados, droga, etc. En la orilla opuesta, en la que defiende la justicia oficial, está la inspectora Daniela Gutiérrez, que le sigue los pasos y que hace peligrar sus objetivos.
La novela engancha con una escritura ágil pero detallista, que agradará a los amantes del “noir” pero también al lector menos habituado; el ritmo y la trama dinámica nos hará leerla “de un tirón”. Algunos hechos forzados y rocambolescos o una descripción muy morbosa en los pasajes más cruentos pueden aparecer como elementos discutibles, pero atrayentes.
Santiago Díaz nos lo pone fácil a la hora de empatizar con Marta, ya que da una vuelta de tuerca al final de cada caso, y consigue que el lector esté tentado de dar el visto bueno a las acciones de Marta. Estén o no a favor de que se tome “la justicia por su mano”, muchos lectores no desearán que la inspectora Daniela la encuentre, que le impida vengarse antes de cumplir su último objetivo.
El autor plantea un gran dilema ético-social del que no se puede escapar. Aun si el lector está en contra de la pena de muerte, podrá estar tranquilo, porque solo es una novela, al descubrir tal vez sus propios deseos justicieros. Pero, ¿de dónde sale esa sed de venganza que nos invade? , ¿nos conocemos a nosotros mismos?, ¿si no tuviéramos presión social y fuéramos familia de los implicados, nos tomaríamos la justicia con nuestras manos?. La novela nos acerca a esa sensación frecuente ante ciertas noticias: “Si yo fuera el padre, la madre, o la víctima, “¡ese no salía con vida!”.
"Matar engancha y nadie llora la muerte de un villano"; con esta frase la novela “Talión” nos deja un poso amargo en la conciencia, pero unas ganas enormes de continuar la lectura, y seguro que tras la primera frase no tendrá ganas de cerrar el libro hasta llegar a la última. (GFV, 2 de julio de 2018)

hace 1 año
8

En la antigua Babilonia, en tiempos del rey Hammurabi, la justicia se basaba en la ley del Talión, que establecía que cualquier delito debía vengarse practicando al delincuente el mismo daño que causaba. Esa es la ley que Marta Aguilera, una periodista a la que han diagnosticado un cáncer en fase terminal, decide aplicar para impartir justicia en el poco tiempo que le queda de vida. No tiene nada que perder ni nadie a quien rendir cuentas. Santiago Díaz plantea al lector en “Talión” un dilema moral: ¿es lícito que Talión, la protagonista del libro, aplique su propia ley allá donde la justicia ordinaria ha fallado? Si lo pensamos fríamente la respuesta es no. Pero, ¿y si fueras una de esas víctimas? ¿Qué pensarías si el asesino de un ser querido quedara en libertad por un fallo legal o por falta de pruebas? Ahí está el quid de la cuestión. Debates aparte, “Talión” trata temas de gran calado social como la pederastia, el tráfico de drogas, la trata de blancas o el terrorismo. Y lo hace con crudeza, mostrando la sordidez, la falta de escrúpulos, y lo poco que vale la vida humana cuando lo que prima es ganar más y más dinero. El autor también critica la falibilidad de la justicia. Porque no neguemos la plana mayor: la justicia es justa o no dependiendo de lo cara que sea la defensa que puedes pagar. Cuanto más cara, más posibilidades de quedar en libertad gracias a cualquier resquicio legal. “Talión” es una buena novela negra de ritmo trepidante. De esas que, aunque suene a tópico, no puedes dejar de leer. Quizá gracias a la experiencia como guionista del autor, que hace que la lectura sea muy visual, como si estuvieras viendo una película en lugar de leer un libro. Una novela cruda, con una protagonista con la que cuesta empatizar por su completa carencia de sentimientos, pero que consigue que entiendas su particular visión de la justicia, independientemente de que estés o no de acuerdo con ella. Los personajes secundarios son también muy buenos. Me han gustado especialmente Nicoleta, una mujer que ha llevado una vida terrible, pero que con la ayuda de Marta consigue tener una oportunidad para salir del infierno; y la inspectora Gutiérrez, la encargada de capturar a Marta y que arrastra un trágico pasado que ha marcado tanto su vida como la de su hijo. Un libro que terminas con sentimientos encontrados y el firme deseo de no tener que verte nunca en la misma tesitura que Marta.

hace 1 mes
6

Como lectura para entretenerte está bien, si nos basamos ya en la credibilidad, aún siendo ficción, ahí la novela cojea para mi gusto, hay situaciones que no tienen sentido. La veo más como un posible guión para peli que como novela. La idea está bien , aún así.

hace 6 meses
2

No lo pude acabar de puro aburrimiento. Tópico tras tópico tras tópico.

hace 9 meses
8

Me ha gustado mucho, lectura amena que engancha de principio a fin, historias muy tristes pero por desgracia muy reales y a las que la protagonista pone un poco de justicia

hace 1 año
9

Lectura rápida, amena y adictiva. Dejando a un lado la moral y sin entrar en valoraciones de si está bien hecho o no, he disfrutado mucho con Talión. Es del tipo de libros que tienes todo el día en la cabeza, deseando encontrar el momento para retomarlo.

hace 1 año
4

Una periodista que de repente se convierte en Harry el Sucio sin que nadie sospeche y sin que la policía la pille desde el primer crimen. Está escrito en plan "película americana" sin resultar creíble y además se extiende demasiado contando la vida de las víctimas desde su nacimiento alejándose durante bastante tiempo de la historia principal. Me esperaba otra cosa.

hace 1 año
8

Un tema interesante y una trama bien urdida.Adictivo de principio a fin.Lo he pasado genial.

hace 1 año
6

Libro interesante y fácil de leer. Arranca de manera trepidante pero conforme avanza la historia se desinfla para acabar de manera bastante pobre. Aún así, recomendable para una tarde de verano.

hace 1 año
8

Oríginal es poco, no he podido dejar de leerlo en los tres días que me ha durado, sacaba el tiempo de donde no lo tenía, te hace pensar mucho en qué harías tú o cómo condenas o no lo que hace, hay situaciones que parecen de una película pero que sabes que desgraciadamente no lo son, me hubiera gustado que hubiera ahondado un poco más en el personaje de la policía, ella genial, Marta me refiero.

hace 1 año
9

Una novela en la que no puedes parar de leer, y además, comprendes a la protagonista: miedo a lo que se ha convertido, pero a la vez una decisión firme en dejar este mundo libre de algunos personajes que son escoria. El autor consigue mantenerte en vilo. Hay que leer esta novela, nos remueve nuestros cimientos morales. Muy recomendable.

hace 1 año